MASSIVE ATTACK
MASSIVE ATTACK MAD COOL

Casi un mes después, Massive Attack ha dado a sus seguidores una explicación a su extraña cancelación en la segunda jornada del pasado Mad Cool Festival, a la que parte del público respondió con pitos y arrojando vasos. Y, como no podía ser de otra manera, no se han cortado y así acaban el mensaje: "Fue el peor final para una semana de mierda".

En un mensaje en su cuenta de Instagram, la banda británica comienza agradeciendo a todos los asistentes a sus conciertos durante este verano, y pasa a continuación a relatar por qué tuvieron que cancelar dos actuaciones.

La primera, en el festival Les Déferlantes, en el sur de Francia, puesto que su guitarrista Angelo "fue llevado al hospital gravemente enfermo" y no tuvieron "más remedio" que suspender el concierto.

Y, tras contar que otro amigo, Alex, estaba disponible para tocar y que le pusieron al tanto y ensayaron en Valencia con mucha prisa, comienza el relato de lo que sucedió en el festival madrileño.

"Llegamos a Madrid con mucha confianza y emocionados por el espectáculo. Para nuestra completa decepción, mientras nos preparamos para salir [...], nuestro medidor registra 98 decibelios del escenario principal", asegura la banda, lo cual no contradice la versión del Mad Cool, que lo "intentó todo", en sus palabras.

Massive Attack se explaya en detalles técnicos, como que esto fue antes de usar su sistema In Ear Monitor o de activar sus micrófonos, lo que se amplificaba en sus oídos. "Es como tratar de escuchar dos emisoras de radio a todo volumen simultáneamente", explican.

El mensaje final no deja lugar a dudas: "Siempre queremos intentar ofrecer un buen espectáculo y esto nos hubiera impedido hacerlo. Alejarse [...] no fue fácil. Fue horrible y nos sentimos como una mierda. Especialmente cuando no os pudimos comunicar la situación. Fue el peor final para una semana de mierda".

Firstly, a huge thank-you to everyone who came out to see us this summer. We’d like to explain the two cancelled shows in July Our guitarist Angelo was taken into hospital seriously ill whilst traveling to Les Argeles. We had no choice but to cancel the show. Luckily, our friend Alex was available to help out on guitar. We hastily booked a rehearsal space in Valencia to get Alex up to speed - even though this was planned as a break for our long suffering crew - so we could continue the tour and be ready for Mad Cool Festival We got to Madrid confident and excited for the show. To our total disappointment - as we prepared to go on in the specially arranged tent, the main stage kicked in with 98db registering on our meter. This was even before we put our In Ear Monitor systems in and turned on our mics for the first song. That level was now amplified much louder in our ears. It’s like trying to listen to two radio stations at full volume simultaneously. And trying to work out which bit is you. We always want to attempt to deliver a good show and this would’ve made it impossible for us to do that. To walk away from all of those people in that tent was not easy. It was horrible and we felt like shit. Especially when we couldn’t communicate the situation with the you all. It was the worst end to a crap week. Yours truly Robert and Grant.

Una publicación compartida de Massive Attack (@massiveattackofficial) el6 Ago, 2018 a las 7:51 PDT