JAVIER FERNÁNDEZ LANERO, SECRETARIO GENERAL UGT ASTURIAS
JAVIER FERNÁNDEZ LANERO, SECRETARIO GENERAL UGT ASTURIAS EUROPA PRESS

El secretario general de UGT Asturias, Javier Fernández Lanero, ha apostado este lunes en Gijón por una transición energética "justa",

que se haga "sin prisas, sin urgencias y consensuada con los agentes sociales", al tiempo que ha reclamado un nuevo Plan del Carbón, en el que tenga este mineral consideración de reserva estratégica.

Así lo ha señalado, en rueda de prensa en el recinto ferial gijonés 'Luis Adaro, en el marco de la 62 Feria Internacional de Muestras de Asturias (Fidma), en la que ha estado acompañado del secretario general de UGT Gijón, Fernando Díaz, para hacer un balance de la situación socioeconómica asturiana del primer semestre.

Lanero, en este sentido, ha pedido poner encima de la mesa qué cerramos y qué abrimos, para después remarcar que no quieren que nadie les pague quedando en casa sin trabajar. Es por ello, que ha reclamado elaborar un Plan estratégico de lo que se quiere hacer en Asturias, para conocer, entre otras cosas, qué va a pasar con el empleo principal perdido o con la reducción de un 40 por ciento de los tráficos de El Musel, al tiempo que quieren un informe económico de que no se va a poner en riesgo la competitividad

de las empresas ante una posible subida del coste energético, que se sitúa ya por encima del 30 por ciento.

Ante esta situación, ha defendido una alianza en Asturias de todos los agentes económicos, sociales y políticos. "Estamos solos en la defensa de una transición energética justa", ha incidido, a lo que ha opinado que es bueno que "estemos juntos".

El representante de UGT, además, quiere conocer qué va a pasar con las minas. Lanero ha apostado por el mix energético y creen que debe tener cabida en él el carbón autóctono y que las térmicas lo quemen. De ahí que sea importante un nuevo Plan del Carbón y que se cumpla con el vigente, que concluye en diciembre de este año. Para él, este Plan debe incluir al carbón con consideración de reserva estratégica.

Unido a ello, UGT quiere conocer personalmente a la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, y al secretario de Estado de Energía. Es más, ha indicado que en la reunión prevista en Madrid el próximo 11 de septiembre quieren ya las propuestas encima de la mesa para empezar a negociar.

Muy contundente ha sido el representante sindical como el tema de los salarios. Según Lanero, se ha registrado 5,4 puntos menos desde 2010, con una media de subida del 1,8 en los convenios firmados en la actualidad, con lo que se sigue perdiendo poder adquisitivo pese al crecimiento económico y al incremento de la cifra de negocios, muy por encima de esa cifra.

Para él, no tiene sentido que no se suban los salarios, a lo que ha reclamado responsabilidad a

las patronales. "No estamos para bromas en Asturias", ha recalcado, para después dejar claro que no van a permitir que les tomen el pelo.

"OTOÑO CALIENTE"

En esta línea, ha adelantado que o en septiembre se empiezan a dinamizar todos los convenios pendientes y a firmarlos en el margen de subida de un tres por ciento, de forma que en 2020 no haya ninguno por debajo de los 1.000 euros, "o habrá conflictos y tendremos un otoño caliente". Ha insistido, en este caso, en que no tiene sentido que ahora haya más problemas que antes.

Por otro lado, ha indicado que necesitan que

el cambio en política económica sea una realidad, a lo que ha visto preciso reponer todos los derechos laborales perdidos bajo Gobierno del PP. Unido a ello, ha celebrado que la UE relaje las exigencias del déficit, aunque ha advertido de que necesitan

que los partidos en el Congreso apoyen esa flexibilización.

En cuanto a los indicadores laborales, ha apuntado que el paro, pese al descenso en los meses turísticos, ha subido ligeramente este primer semestre. Según él, sigue habiendo muchos contratos a tiempo parcial y el 54 por ciento de las personas desempleadas no tienen prestaciones. Especialmente ha destacado un descenso "muy acusado" de la población activa; por el envejecimiento, por un lado,

y, por otro, por la fuga de talento, de jóvenes que se van fuera ante la falta de empleo en la región.

Y aunque ha aplaudido algunas medidas anunciadas por el nuevo Gobierno central, como es un Plan de Empleo Juvenil,

ha conminado a dotar estos programas de recursos que puedan poner en marcha todos ellos.

También ha creído necesario reforzar el servicio de Inspección de Trabajo y endurecer las sanciones, además de crear una Fiscalía que combata los delitos contra los derechos de los trabajadores. Para Lanero, además, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado deberían de tener capacidad para levantar actas de sanciones, que luego se trasladarían a Inspección de Trabajo.

Ha abogado, en otro orden de asuntos, por la derogación de la reforma de las pensiones, que, según UGT,

no deberían estar sujetas este tema a los Presupuestos Generales del Estado (PGE). El sindicato, en este punto, quiere garantizar por ley que estén "suficientemente revalorizadas" y que se quite el factor de sostenibilidad. Ha apostado, asimismo, por negociar un sistema de financiación que garantice los recursos económicos que hagan viable el sistema de pensiones.

MÁS ACCIDENTES LABORALES MORTALES

Lanero, además, ha advertido de que la siniestralidad laboral "avanza", con once muertes en el primer semestre de 2018, cuatro más que en el mismo periodo de 2017. También aumentaron otros tipos de accidentes laborales como son los 'in itinere', que ha ligado al incremento de la precariedad laboral y a una menor dedicación a la Prevención de Riesgos Laborales.

Lanero, asimismo, ha vinculado los casos de violencia de género con la precariedad laboral de las mujeres y el hecho de que estas representen mayor porcentaje de paro que los hombres, a lo que ha sumado una brecha salarial del 29,4 por ciento. Estos datos hacen, a su juicio, más dependencia de la mujer, que la ha relacionado con casos de maltrato. Sobre esta cuestión, ha opinado que es "francamente insuficiente" el nuevo permiso de paternidad, a lo que ha reclamado uno de cuatro meses para cada uno de los progenitores.

En cuanto a la concertación social, ha considerado que se desarrolla "de manera lenta". "No se puede jugar con los presupuestos con fines políticos", ha advertido a este respecto, al tiempo que ha reconocido que es "muy difícil" llegar a acuerdos por la propia fragmentación política del Parlamento asturiano.

Pese a ello, ha hecho un balance "positivo", ya que todos los años la ejecución suele estar por encima del 90 por ciento, a lo que ha sumado ahora la inclusión de las cláusulas sociales. Lanero ha defendido estas, pese a las críticas, ya que se acaban de poner en marcha. "Son de obligado cumplimiento y van a acabar con la precariedad", ha defendido.

Referido al tema de los refugiados, ha visto necesario que España y la UE sigan invirtiendo en Cooperación al Desarrollo, sobre todo en los países de origen, y una verdadera política de integración, dado que los inmigrantes pueden ayudar a paliar la baja natalidad. "La migración no es un problema, hay que verlo como una solución", ha reivindicado el dirigente sindical.

Consulta aquí más noticias de Asturias.