Esta acción se enmarca dentro del 'Programa d'Intercanvi de Xeringues' (PIX), una estrategia coordinada por la Agencia de Salud Pública de Catalunya que sensibiliza a las personas drogodependientes sobre la importancia del retorno del material usado y distribuye kits de inyección higiénica en centros de atención primaria, consultorios locales, farmacias comunitarias y centros de atención y seguimiento de las drogodependencias.

El kit higiénico está formados por jeringuilla y aguja estéril, botella de agua estéril, filtro, cazoleta y toallas de alcohol, y su dispensación no está condicionada al número de jeringuillas que el usuario devuelva, ya que la evidencia científica demuestra que cuantas más jeringuillas estériles tenga el consumidor, menos probabilidades hay de que cometa conductas de riesgo como aceptar o compartir material usado.

En la Región Sanitaria de Girona existen 78 puntos de intercambio de jeringuillas, situados en zonas abiertas al consumo y tráfico de drogas, municipios con más de 5 consumidores por vía parenteral y localidades de más de 20.000 habitantes, e integrados por profesionales implicados en garantizar el acceso a material higiénico a un colectivo en situación de exclusión social.

El Pix se inició en Catalunya hace 25 años para reducir la transmisión del VIH y la incidencia del Sida entre personas que se inyectan heroína, y se ha ido complementando con otras estrategias de reducción de daños como el programa de mantenimiento con metadona, consiguiendo reducir el VIH un 7,2% entre el 2008 y el 2015.

Organismos internacionales como la ONU, la OMS y el observatorio europeo de toxicomanías evidencian que la dispensación y acceso a material higiénico de inyección es una medida prioritaria para la prevención de enfermedades infectocontagiosas y la erradicación de la Hepatitis C.

Consulta aquí más noticias de Girona.