La consejera de Sanidad, María Luisa Real, en el Parlamento
La consejera de Sanidad, María Luisa Real, en el Parlamento Europa Press - Archivo

El Partido Popular de Cantabria ha exigido el cese inmediato de la consejera de Sanidad, María Luisa Real, después de conocerse que la Intervención General de la Comunidad Autónoma ha detectado "importantes irregularidades" en la contratación del Servicio Cántabro de Salud (SCS).

El PP se hace eco en un comunicado de prensa de la información publicada este domingo por el Diario Montañés, según la cual Intervención ha detectado en las contrataciones del SCS prácticas "prohibidas por ley", como el fraccionamiento de contratos para "vulnerar la ley y adjudicar a dedo", pagos de obras antes de que se hayan terminado y el uso de bienes que no habían sido recepcionados.

Se trataría de las mismas irregularidades que el PP e IU han denunciado ante la Fiscalía tras hacerse público el correo electrónico enviado por la jefa de Contratación del SCS a la consejera denunciando estas prácticas.

El portavoz del PP cántabro, Iñigo Fernández, ha dicho que Real está totalmente "intoxicada" por este caso y "debe dimitir hoy o ser cesada mañana mismo" por el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, que "no puede seguir mirando para otro lado por más tiempo". "Hay dos opciones: o se va ella misma o Revilla la tiene que cesar", ha sentenciado.

"La consejera está reprobada por el Parlamento y está contaminada por su implicación en el escándalo. No puede seguir ni un día más", ha dicho Fernández, subrayando que el informe de la Intervención General publicado por el citado medio "ratifica todas y cada una de las irregularidades denunciadas por el PP y deja en evidencia a la consejera de Sanidad".

"El informe lo deja todo claro: no fue una campaña orquestada por el PP, sino una trama para amañar contratos saltándose la ley y los procedimientos de contratación", ha señalado el portavoz popular, para quien Real "está inhabilitada para dirigir la sanidad pública después de haber ignorado e intentado tapar la denuncia de la jefa de Contratación del SCS sobre irregularidades en el servicio".

"Le dijimos a la consejera que este escándalo le iba a llevar por delante y cada día está más claro. Conoció las irregularidades y no hizo nada por evitarlas. Intentó ocultarlas. Maniobró para que nadie supiera de ellas. Ha tratado de ocultar y tapar todo. Ha ligado su suerte a la de los responsables de la tramitación de esos contratos. Ya no tiene escapatoria", ha dicho Fernández.

Según el portavoz del PP de Cantabria "alguien tiene que asumir responsabilidades políticas y esa persona es María Luisa Real. O dimite ella misma o Revilla tiene que cesarla. Cantabria no puede tener como consejera de Sanidad a una encubridora de irregularidades e ilegalidades. Y, si ella no se va, Revilla no puede seguir mirando para otro lado".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.