Los cuatro asaltantes de un banco venezolano se han entregado este martes a la policía y han sido liberados los cinco rehenes que se llevaron con ellos al huir, indicó el gobernador del estado Guárico, Eduardo Manuit.

 Según Ramón Rodríguez Chacín, ministro venezolano del Interior, los secuestradores iban a asesinar al director de la sucursal, lo que obligó a facilitarles la huida en una ambulancia.

Las españolas retenidas están bien de salud

La captura y liberación se produjo cerca de Guatire, 50 kilómetros al este de Caracas, cuando la policía interceptó la ambulancia en la que se trasladaban.

Manuit relató que los secuestradores dejaron salir del vehículo a un primer grupo de tres rehenes, luego arrojaron las pistolas a la calzada y posteriormente salieron junto con el resto de los rehenes.

La ambulancia había salido dos horas y media antes de la población de Altagracia de Orituco, donde los delincuentes mantuvieron secuestradas durante más de 27 horas a unas 40 personas en un banco.

La salida de la ambulacia, la clave

La salida de la ambulancia de Altagracia fue la fórmula que las autoridades aceptaron para poder liberar a los rehenes, cinco de los cuales se ofrecieron voluntariamente a acompañar a los cuatro asaltantes en su huida.

El gobernador señaló que la entrega de los cuatro delincuentes a las autoridades se produjo ante representantes de la Fiscalía para garantizar el respeto a sus vidas y a su integridad. Manuit reveló que la banda de asaltantes está plenamente identificada y que su jefe es un individuo "muy peligroso", con amplios antecedentes delictivos y violentos.

Dos de los rehenes lograron escapar el lunes, cuatro fueron puestos en libertad ese día

El secuestro comenzó ayer lunes cuando los delincuentes trataron de asaltar la sucursal del Banco Provincial de la población de Altagracia de Orituco y fueron sorprendidos por la policía. Al verse descubiertos, se atrincheraron en el banco con los clientes que en ese momento se encontraban allí.

A partir de ese momento, las autoridades trataron de negociar la liberación de los rehenes sin que se produjera el desenlace hasta poco antes de las 15.00 hora local (19.30 GMT) de hoy. Entre el grupo de retenidos había al menos cuatro menores, uno de ellos de apenas 15 días, y una mujer embarazada de ocho meses.

.Dos de los rehenes lograron escapar el lunes, cuatro fueron puestos en libertad ese día, y una mujer fue liberada el martes por presentar síntomas de enfermedad.

Entre los rehenes también figuraban una mujer de 36 años, Marlene Martín Brito (en la foto), y sus dos hijas pequeñas, de 9 y 6 años, de nacionalidad española y venezolana, que una vez liberadas fueron llevadas al hospital local para ser atendidas.