Hoy se ha presentado Simyo, un nuevo operador de telefonía móvil propiedad del grupo KPN y que utilizará la red de Orange para ofrecer conectividad. Se define como el "primer operador online" de España, pues todas las gestiones se pueden realizar por internet.

En su lanzamiento afirma que no requerirá a los clientes contrato de permanencia, consumos mínimos ni cuotas mensuales.

KPN tiene ya 32 millones de clientes en otros países europeos
Con impuestos, el establecimiento de llamada costará 0,174 euros. Un SMS tiene un precio de 0,1044 euros, lo mismo que cobrará esta operadora por llamar a un fijo dentro de España o a un móvil de cualquier compañía.

Para la conexión internet Simyo cobrará 1,1484 euros al día con un límite de 100Mb de descarga por jornada, y cuando se supere ese volumen de datos se tendrán que pagar 0,09 euros por cada 0,1Mb.

Simyo es una propiedad de KPN, un operador de telefonía móvil que cuenta ya con más de 32 millones de clientes en Alemania, Bélgica y Holanda y con una plantilla que, hoy en día, supera los 27.000 de empleados.