Aquí hay tomate
Carmen Alcayde y Jorge Javier Vázquez. ARCHIVO

Si por algo se ha caracterizado 'El Tomate', como era comúnmente conocido el programa Aquí hay tomate , es por sus exclusivas, sorprendentes, ácidas y siempre atrevidas.

Ya han pasado a los anales de la historia imágenes tan memorables como Aída Nízar sin bragas, o el baile erótico de Terelu con Pipi Estrada en una discoteca -con 'tocamientos' incluidos-.


También ha habido momentos escalofriantes, como el intento de suicidio de Aramis Fuster, descubierta por un reportero del programa, que probablemente le salvó la vida, los 'desvaríos' de una demacrada Raquel Mosquera hablando sola en su habitación del psiquiátrico y la muerte del concursante de Gran Hermano, Gustavo.

Más recientes han sido los rifirrafes de Sonia Arenas y Lidia Lozano, contestándose en directo desde el programa.

Muchos serán sin duda los 'famosos' que suspirarán aliviados por el final de este magazine. Isabel Pantoja 'sufrió' un seguimiento continuo desde sus primeros escarceos con Julián Muñoz hasta su encarcelamiento, y los escándalos de sus cancelaciones durante su gira.

Después, el testigo pasó a manos de Kiko Rivera, su hijo, quien apareció rompiendo persianas con la cabeza, de juerga con los amigos, en la playa y con su novia, la stripper Tamara.

Otros 'habituales' de El tomate" fueron Ana Obregón y Darek, la duquesa de Alba y Eugenia Martínez de Irujo, Fran Rivera, la princesa Letizia y un largo etcétera. ya que este formato no dejaba 'títere con cabeza'.

Por último, otros muchos también echarán de menos el Top del Verano, un concurso estival que elevaba aún más la temperatura, en el que chicas 'despampanantes' aparecían con muy poca ropa y luciendo sus encantos.