Junta de portavoces extraordinaria del Ayuntamiento de Zaragoza en agosto
Junta de portavoces extraordinaria del Ayuntamiento de Zaragoza en agosto EUROPA PRESS

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza ha informado a los grupos de la oposición de PP, PSOE, Ciudadanos y CHA de que la cesión de material a la compañía PAI integrado en el parque infantil de las fiestas del Pilar 'Río y Juego' para su utilización en la ciudad de Pamplona durante las fiestas de San Fermín de 2017 se efectuó por un contrato verbal.

Así lo han explicado los representantes de los cuatro grupos de la oposición municipal tras salir de la reunión de la junta de portavoces extraordinaria convocada este viernes después de que se haya conocido un correo electrónico enviado por el consejero de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, a la entonces gerente de Zaragoza Cultural, Elena Laseca, sobre esta cuestión.

Rivarés le decía a Laseca que era un "delito" el traslado del material del parque 'Río y Juego' "si no hay documento de cesión" y pedía a la gerente: "Por favor, arregladlo con fecha acorde. Se me puede caer el pelo", según ha informado Heraldo de Aragón.

La concejal del PP, María Navarro, ha explicado tras la junta de portavoces extraordinaria que "salimos mucho más preocupados de lo que hemos entrado" porque el gobierno de Zaragoza en Común (ZEC) "ha sido incapaz de darnos ni un solo documento que acredite que ese delito que decía haber cometido Rivarés no se ha cometido".

Navarro ha comentado que las representantes del gobierno de la ciudad, la vicealcaldesa, Luisa Broto, y la portavoz adjunta de ZEC, Arantza Gracia, "nos han confirmado que no había contrato en 2017" y "que no sabían si lo había o no en 2018".

La concejal ha añadido que por eso "hemos pedido una auditoria de los años 2016, 2017 y parte del 2018 porque es importante saber si este año hubo una reiteración a sabiendas de que había que cumplir unos requisitos formales".

IRRESPONSABILIDAD

Navarro ha considerado una "irresponsabilidad manifiesta" que estos dos días, tras conocerse ese correo, el consejero Rivarés "no haya dado todavía ni una sola explicación sobre el fondo del asunto", para comentar que esta junta "todavía aviva más las sospechas porque no han sido capaces de acreditar absolutamente nada".

Según ha relatado, "todas las preguntas que les hemos hecho las han dejado en el aire, diciendo que cuando venga en septiembre los funcionarios ya las aclararán", pero estas "no son formas" ya que el Ayuntamiento "exige unos procedimientos de cumplimiento de ley" y "hay que ser valiente, dar la cara y decir la verdad".

Navarro ha anunciado que su grupo va a estudiar "bien" los hechos jurídicamente y adoptará todas las actuaciones que estime pertinentes "porque entendemos que esto es un hecho grave que tiene que conocerse y esclarecerse".

NI UN PAPEL

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza, Carlos Pérez Anadón, ha dicho que se ha convocado la junta de portavoces extraordinaria un viernes, 3 de agosto, a las 14.00 horas, "para darle la menor publicidad posible" ya que en ella "no se nos ha dado ni un papel" y, "por su puesto, no se nos han aclarado para nada los correos del consejero Rivarés".

Pérez Anadón ha asegurado que ahora tiene "muchas más dudas" porque "se nos ha dicho que el contrato de cesión del material era verbal", respecto a lo que ha ironizado que esta forma de proceder está "muy normalizada en la Administración", para añadir que tampoco se les ha indicado "quien lo verbalizó".

El portavoz del PSOE ha dicho que se ha aprobado por unanimidad realizar una auditoria interna, como había solicitado su grupo, y también el PP, para conocer la gestión de personal, de ingresos y de los contratos en Zaragoza Cultural, el Patronato Municipal de Artes Escénicas y de la Imagen y el Patronato de Turismo.

"Nos parece hacer el mejor favor al Ayuntamiento que sea una auditoria interna", para concluir que le da la impresión de que "este modo de funcionar es bastante habitual en el actual gobierno".

NO SABEN

La portavoz de Cs, Sara Fernández, ha explicado que la sesión de la junta de portavoces extraordinaria no les ha convencido, "al revés, nos ha generado más dudas, porque han asegurado que en 2017 no hay ningún documento, solo un acuerdo verbal, y que de 2018 no saben lo que hay".

Por eso, ha anunciado que, a propuesta de CHA, se ha solicitado un informe jurídico para determinar "si un acuerdo verbal sería válido y quién ha hecho ese acuerdo para la utilización del uso de esos materiales".

Fernández ha lamentado "la poca información que nos han facilitado, que es prácticamente nula, ya que simplemente nos han dicho que hay un acuerdo verbal, pero no saben por parte de quién" se realizó en el Ayuntamiento, si bien "se han comprometido a dar más información cuando la tengan".

También ha dicho no entender que este jueves el consejero Rivarés pidiera a la concejal del PP, María Navarro, retirar unas declaraciones "para hacer acusaciones veladas con una demanda", así como para decir "que van a hacer una investigación sobre quien ha filtrado los correos, pero no dé una explicación de qué se ha hecho" en Zaragoza Cultural.

Por otra parte, la portavoz de Cs ha alertado de que "nos han informado de que este domingo empieza la misma actividad en las fiestas de Vitoria y tampoco sabemos si hay algún tipo de acuerdo, convenio o algún papel a este respecto", para agregar que desde su grupo se ha solicitado "que se hagan las cosas en condiciones, además de la auditoria y el informe jurídico que hemos acordado".

POCOS AVANCES

El portavoz de CHA, Carmelo Asensio, ha señalado que se ha avanzado "poco" en la reunión porque "no se ha sido capaz de explicar quién autorizó el uso de esos bienes que son municipales y nos hemos sorprendido cuando nos han comentado que el contrato es de carácter verbal".

Al respecto, se ha preguntado "si esto será muy habitual", cuando "siempre que hablamos de bienes y de patrimonio municipal lo lógico es hacer las cosas como es debido, por escrito y de forma regular".

Por eso, se ha pedido de forma unánime que se haga una auditoria "de todo lo que tiene que ver con lo que gestiona Rivarés, haciendo especial hincapié en lo que ha costado esta actividad de 'Juego y Río', gestionada a través de la PAI".

Además, ha precisado que desde CHA han pedido un informe jurídico acerca de si se pueden utilizar el contrato verbal para la cesión de bienes que son municipales, solicitud que ha sido apoyada por la junta.

"Queremos ver si es así, si no es delito" y, sobre todo, "si esta es la forma más normal de operar en una Administración pública", aunque a su entender no lo es porque "siempre hay que hacer las cosas de la mejor manera posible".

En este caso, ha comentado, se debería haber actuado "con la mayor transparencia", informando al consejo de Zaragoza Cultural "y formulando estas operaciones de cesión de bienes municipales a través de un contrato, que es lo lógico y lo que pasa en todos los ámbitos, privados y públicos".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.