Los profesores Pablo Chico y Álvaro Morente declaran como investigados por irregularidades en máster Cifuentes
El profesor Álvaro Morente, a su llegada a los Juzgado de Plaza de Castilla para declarar como investigado ante la juez que investiga las irregularidades en el máster de la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes. MARISCAL / EFE

Álvaro Morente, compañero de promoción del máster de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), ha confesado este viernes ante la jueza que recogió el título en 2016 pese a no hacer nada: ni presentar trabajos ni acudir a clase, tan solo pagó las tasas.

Morente ha declarado este viernes en calidad de investigado ante la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, dentro de la pieza principal referente al máster que cursó Cifuentes en el año académico 2011-2012, porque su nombre aparece en las actas de convalidaciones supuestamente falsificadas de esta promoción.

El estudiante ha confesado en Sala que se matriculó al máster y que pagó las tasas, pero que luego no lo cursó, es decir, que no fue nunca a clase ni elaboró trabajo alguno, tampoco el Trabajo de Fin de Máster (TFM). Esto no evitó que le entregaran el título, que recogió a mediados de 2016, según han informado fuentes jurídicas.

El estudiante ha dicho que se puso en contacto con María Teresa Feito, la exasesora del Gobierno madrileño que presuntamente ejerció presiones a una de las profesoras por el máster de Cifuentes, para hablar sobre este título de posgrado.

Feito le comentó la necesidad de hacer el máster de la URJC para poder acceder luego al doctorado, algo que sería posible únicamente pagando la matrícula y que le convalidarían muchas asignaturas.

Con todo, Morente ha afirmado que jamás le dijeron que hubiese un problema con el expediente de sus convalidaciones y que no conoce al exdirector del Instituto de Derecho Público y principal implicado en la causa, Enrique Álvarez Conde, ni tampoco al profesor Pablo Chico, que también ha declarado este viernes en calidad de investigado.

Declaraciones de Pablo Chico

El catedrático de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) Pablo Chico ha atribuido a una funcionaria del centro la iniciativa de cambiar la nota de una asignatura del máster de la expresidenta madrileña Cristina Cifuentes debido a un error en su expediente.

Durante su declaración y en relación a Cifuentes, Pablo Chico ha defendido que no "ordenó" nada a la funcionaria Amalia Calonge, sino que únicamente le "solicitó" por correo electrónico que modificase la nota de la expresidenta regional en la asignatura "Financiación de las Comunidades Autónomas y Entidades Locales" -donde finalmente obtuvo un 7,5-, dos años después de que ésta acabase su máster.

Y no lo hizo por iniciativa propia, según ha dicho, sino que ha atribuido a la propia funcionaria -también investigada- la iniciativa. Ha explicado que Calonge se puso en contacto con él diciendo que había un error en el expediente de Cifuentes y que había que modificar una nota, tras lo que él mismo le envió el citado correo a la funcionaria solicitando el cambio.

Irregularidades en la promoción de Casado

Según han informado fuentes jurídicas, Pablo Chico ha salido de la declaración imputado también en la pieza relativa al máster del presidente del PP, Pablo Casado, por un delito de prevaricación al haber calificado a una compañera del líder popular, María Mateo Feito, hija de la exasesora de Cifuentes, que este jueves confesó que también obtuvo en máster con numerosas convalidaciones y sin apenas ir a clase.

En relación al máster de Casado, el catedrático ha negado que diese clase en esa promoción (2008-2009); una versión que contrasta con la aportada el jueves por Feito, compañera de promoción del líder popular.

Confesión de María Dolores Cancio

La confesión de Morente se une a la realizada este jueves por la profesora de la URJC María Dolores Cancio, investigada por irregularidades en la obtención de su máster y compañera de promoción del presidente del PP, Pablo Casado, que reconoció que Álvarez Conde le regaló el título sin hacer nada.

Por otra parte, los cuatro alumnos de la promoción de Casado que han testificado este viernes han asegurado ante la jueza, como hicieron el jueves sus otros compañeros, que la asistencia a clase era obligatoria.

Todos ellos han manifestado que no vieron nunca a Casado, pues, como sostiene el líder popular, acordó con Álvarez Conde no asistir al aula.