El Consejo de Ministros ha aprobado la distribución territorial definitiva de 2.090.010 euros propuesta por el Ministerio para la Transición Ecológica para apoyar iniciativas de conservación de especies en peligro crítico, a la mejora de la gestión ambiental de residuos y otros tres millones al impulso socio-económico de los municipios de las zonas de influencia de la Red de Parques Nacionales.

La cantidad asignada se acordó el pasado 26 de julio durante la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, donde se acordaron las partidas para 2018 del Fondo del Patrimonio Natural y la Biodiversidad a actuaciones dirigidas a mejorar la conservación de especies catalogadas consideradas además "en situación de peligro crítico".

En concreto, con este monto se apoyarán los proyectos en aquellas comunidades autónomas donde se distribuyen estas especies o donde se generan amenazas que pueden influir en su estado de conservación.

La mayor inversión se destinará a Castilla y León, donde se apoyarán las tareas del programa de conservación ex situ del urogallo cantábrico en esta comunidad autónoma que contempla la creación de un nuevo centro de cría en cautividad de este ave, que reforzará los trabajos que se realizan en esta línea en el Principado de Asturias y ofrecerá mayor cobertura al conjunto de la cordillera cantábrica.

Además, los esfuerzos para la conservación de la especie en el Principado de Asturias se verán apoyados con 42.865,60 euros, destinados al seguimiento de la productividad para la mejora de su estado de conservación.

El urogallo cantábrico se distribuye actualmente en un área inferior a 600 kilómetros en la cordillera Cantábrica y su población registra un continuo declive en las últimas décadas.

Se estima que tanto el área de distribución cantábrica de la especie como el número de cantaderos ocupados se ha reducido en torno al 75 por ciento en los últimos 30 años, por lo que resulta urgente acometer actuaciones que permitan frenar el descenso tan grave de sus poblaciones.

Así, la comunidad castellanoleonesa recibirá fondos para realizar tareas de conservación de la náyade auriculada o margaritona, el molusco de agua dulce más amenazado de España. Sus poblaciones, drásticamente disminuidas desde principios del siglo XX, únicamente se localizan en el río Ebro y es en su cauce donde se van realizarán tareas de prospección y seguimiento de nuevas áreas potenciales de presencia de la especie.

También en Castilla y León, a donde se destinará en total 1.180.741,55 euros, algo más de la mitad del total del presupuesto, se distribuirán fondos para apoyar la conservación del visón europeo. Del total que percibirá esta comunidad autónoma, 827.603,83 se destinarán al programa de conservación ex situ para el urogallo.

Además, otras tres comunidades autónomas, entre ellas Cantabria, percibirán fondos para favorecer la conservación del visón europeo, uno de los mamíferos más amenazados del mundo.

De hecho, en la actualidad solo existen tres poblaciones de la especie, ubicadas en Rusia y Rumanía, en el Delta del Danubio, y una pequeña población restringida al suroeste de Francia y al norte de España. Los tres núcleos poblacionales se hallan en situación de declive.

Por ello, según el acuerdo del Ejecutivo, se distribuirán 43.386,30 euros para proyectos en Cantabria; 136.377,65 euros dirigidos a iniciativas en Aragón y 282.074,61 euros para actuaciones en La Rioja.

Los proyectos de conservación de otras dos especies seriamente amenazadas completan la distribución del Fondo del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

Se trata de la cerceta pardilla, una ave acuática tremendamente abundante hace unas décadas en España y que ha sufrido un significativa caída en sus poblaciones hasta alcanzar la mayor categoría de amenaza en España y de la jara de Cartagena, una planta que llegó incluso a darse por extinta y que en la actualidad cuenta con escasas poblaciones en las provincias de Murcia y Valencia.

Para la conservación de la cerceta, Islas Baleares contará con 175.813 euros, que se dedicarán a la reintroducción de ejemplares y restauración de humedales; y la Comunidad Valenciana recibirá 147.151,29 euros como apoyo a sus trabajos de restauración de hábitat en el humedal de El Hondo y seguimiento de ejemplares. Por su parte, la Región de Murcia recibirá 81.600 euros para diversas actuaciones de recuperación de la jara de Cartagena.

PARQUES NACIONALES

Por otro lado, el Consejo de Ministros ha aprobado también la distribución de compensaciones en las áreas de influencia de la Red de Parques Nacionales.

En concreto, se han repartido 3 millones de euros para favorecer el desarrollo socio-económico de las localidades ubicadas en estos espacios naturales, que gozan de la mayor protección ambiental del país.

Estos fondos permiten realizar tareas de conservación, mejora de la accesibilidad y actividades para favorecer desarrollo socio-económico de la zona.

Finalmente, también se ha acordado la distribución definitiva de los fondos del Plan de Impulso al Medio Ambiente Residuos (PIMA Residuos) y de los fondos relativos a la implantación del Plan Estatal Marco de Residuos (PEMAR).

Consulta aquí más noticias de Cantabria.