García, acompañado por director gerente de la Cámara de Comercio de Toledo, Joaquín Echevarría, y el director del Departamento Económico de Fedeto, Javier Raso, ha señalado en rueda de prensa que el proyecto cuenta con una financiación de 55.000 euros, de los que el 80 por ciento, unos 44.000 euros, procede del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el resto lo aporta el Consistorio.

El edil ha explicado que el proyecto persigue tres objetivos, el primero es la adecuación de los establecimientos a la ordenanza municipal de publicidad y rotulación para "compatibilizar la actividad comercial con la conservación y fomento de los valores artísticos e histórico" de la ciudad.

En este sentido, ha apuntado que para el Consistorio "el paisaje y el entorno urbano constituyen los elementos de mayor interés" para Toledo al ser una de "las principales imágenes" que emite la ciudad hacia las personas que visitan la capital regional.

El segundo objetivo del proyecto es la supresión de señales distorsionadoras. García ha indicado que esta meta se corresponde a la retirada del exceso de señales existentes en la vía pública del Casco Histórico de Toledo.

DOS EJES COMERCIALES

El concejal de Promoción Económica ha detallado que el tercer objetivo es la creación de ejemplos de actuación en dos ejes comerciales. En el eje comercial que va desde la Puerta Bisagra hasta la Plaza de Zocodover se va a mejorar la publicidad exterior de 12 establecimientos turísticos, 19 locales de proximidad, 14 locales de hostelería y tres oficinas bancarias y de atención al público.

El otro eje comercial que va desde la Puerta Cambrón hasta el Paseo del Tránsito mejorará la publicidad exterior en 16 establecimientos turísticos, cuatro locales de proximidad y once locales de hostelería para dar ejemplo al resto de negocios del Casco Histórico de Toledo.

García ha concretado que el presupuesto del proyecto 'Establecimiento y mejora señalética comercial y turística del Casco Histórico' se dividirá en 4.000 euros para la redacción del documento completo y dirección técnica, 10.000 euros para la supresión de señales acumulativas y distorsionadoras, 2.000 euros para la colocación de nuevas señales y 39.000 euros para la sustitución de señales de publicidad y rotulación inadecuada, según la ordenanza municipal vigente.

¿ES OBLIGATORIO UNIRSE AL PROYECTO?

Preguntado por si va ser obligatorio unirse al proyecto, el concejal de Promoción Económica ha explicado que es obligatorio para todos los nuevos negocios que se han instituido desde septiembre de 2017 y tienen un periodo de dos años para adecuarse a la ordenanza municipal de publicad y rótulos.

Por su parte, el director gerente de la Cámara de Comercio de Toledo ha destacado que la función de su entidad en el proyecto va a ser colaborar en la implementación del mismo, modernizar las estructuras de los establecimientos y adecuarlos a lo que dice la ordenanza municipal, según se decida en una comisión conformada entre Ayuntamiento, Fedeto y la Cámara de Comercio de Toledo.

El director del Departamento Económico ha indicado que la labor de Fedeto es informar a los establecimientos sobre el proyecto y colaborar en la gestión individualizada de las empresas para que se impliquen con el proyecto y ejecuten las modificaciones pertinentes.

Consulta aquí más noticias de Toledo.