Familias y empresas en quiebra aumentan en la Comunidad
Familias y empresas en quiebra aumentan en la Comunidad Europa Press

De ese total, 21 corresponden a empresas y la otra es una persona física sin actividad empresarial. En cuanto a las empresas en quiebra, 17 son Sociedades Limitadas, dos personas físicas, una Sociedad Anónima y otra pertenecía a la categoría de otras.

Asimismo, cuatro de las empresas concursadas pertenecían al sector del comercio al por mayor, tres al comercio al por menor y vehículos,

dos a los sectores de bienes de consumo no duradero e igual número a los de edificación y promoción inmobiliaria, de hostelería y de inmobiliarias financieras y seguros.

Por último, con una empresa concursada en cada sector se encuentra agricultura y pesca, bienes de capital, resto de construcción, actividades profesionales, resto de servicios y sin clasificar.

También, y por tramo de asalariados, el mayor número de empresas concursadas en Extremadura se incluye en las que no tenían ningún asalariado, con seis empresas; seguidas con cuatro empresas concursadas aquellas que tenían entre uno y dos y entre tres y cinco.

Por su parte, con dos empresas concursadas en cada tramo se encuentra las que tenían entre seis y nueve asalariados y las de entre 10 y 19, seguidas con una los tramos de 50 a 99, de 100 y más y el tramo sin clasificar.

DATOS NACIONALES

A nivel nacional, las familias que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas han aumentado un 7,6 por ciento en el segundo trimestre del año en relación al mismo periodo de 2017, hasta sumar 410. No obstante, las empresas concursadas han bajado un 1,2 por ciento, hasta sumar 1.200 procedimientos de quiebra.

De este modo, sumando familias y empresas, el número de deudores concursados del segundo trimestre se ha situado en 1.610, cifra un 0,9 por ciento superior a la del mismo periodo de 2017.

En tasa intertrimestral (segundo trimestre del año sobre primer trimestre de 2018), el número de deudores concursados ha aumentado un 10,5 por ciento, con un repunte del 4,9 por ciento en el número de familias declaradas en concurso y un avance del 12,6 por ciento en el caso de las empresas concursadas.

De las 1.200 empresas que han entrado en concurso en el segundo trimestre, 96 han sido sociedades anónimas, con un descenso interanual del 16,5 por ciento, mientras que 982 han sido sociedades limitadas, un 1,1 por ciento más que en el segundo trimestre de 2017.

Las personas físicas con actividad empresarial han elevado los procesos concursales un 7,7 por ciento en tasa interanual, hasta totalizar 84, mientras que los han descendido un 16 por ciento respecto al trimestre anterior.

Durante el segundo trimestre, los concursos voluntarios han subido

un 1,9 por ciento en relación al mismo periodo de 2017, hasta sumar 1.516, en tanto que los concursos necesarios han retrocedido un 12,1 por ciento, con un total de 94 procesos.

Por clase de procedimiento, los concursos ordinarios han bajado un 10 por ciento en tasa interanual, mientras que los abreviados han subido un 2,7 por ciento, hasta 198 y 1.412 procesos, respectivamente.

COMERCIO, SECTOR CON MÁS EMPRESAS EN CONCURSO

El 21,3 por ciento de las empresas que han entrado en concurso entre abril y junio tenían como actividad principal el comercio (256 concursos), mientras que el 16,6 por ciento se dedicaba a la construcción (199) y el 15,3 por ciento al resto de servicios (183).

Asimismo, la estadística refleja que el 60,1 por ciento de las empresas concursadas tiene menos de seis asalariados, y dentro de ellas, el 33,1 por ciento no tiene trabajadores a su cargo. Asimismo, el 18,9 por ciento del total de las empresas concursadas en el segundo trimestre tiene una antigüedad de 20 o más años, mientras que el 21,9 por ciento tiene cuatro o menos años de antigüedad.

Según el INE, el 23,6 por ciento de las empresas concursadas con cuatro o menos años de antigüedad operaban en el sector del comercio, mientras que el 53,7 por ciento de las que tenían 20 o más años de antigüedad se dedicaban al comercio y a la industria y energía.

El 38,3 por ciento de las empresas concursadas en el segundo trimestre se han concentrado en el tramo más bajo de volumen de negocio (hasta 250.000 euros) y eran principalmente sociedades de responsabilidad limitada.

CATALUÑA, A LA CABEZA DE LOS CONCURSOS

Por comunidades, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana han sido las comunidades con mayor número de declaraciones de concurso en el segundo trimestre. En concreto, Cataluña ha sumado 432 concursos, Madrid registró 293 y Comunidad Valenciana, 197.

Las regiones con menos suspensiones de pagos en el segundo trimestre han sido La Rioja (12), Cantabria (12), y Navarra, con 10.

Con la entrada en vigor de la Ley Concursal el 1 de septiembre de 2004, el INE sustituyó la antigua estadística de suspensiones de pagos y declaraciones de quiebra por la de procedimiento concursal, reemplazando los conceptos jurídicos de suspensión de pagos y declaración de quiebra por el de concurso de acreedores, denominándose deudores concursados a las entidades sometidas a este proceso.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.