Aparcamiento
Los usuarios de los aparcamientos siguen sufriendo abusos. AGENCIAS
La supresión del redondeo en los aparcamientos no ha logrado que el consumidor pague menos. Es más, según un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en estancias de 48 minutos y de tres horas las tarifas se han incrementado de media en un 7 y 15%, respectivamente, aunque en algunas ciudades puede superar el 30%.

Además, el informe, realizado para comprobar la situación tras la entrada en vigor de la Ley de Mejora de la Protección de los Consumidores y Usuarios, ha detectado varias irregularidades. Por ejemplo, en un 36% de los aparcamientos visitados se hallaron fallos en la facturación, en la mayoría de los casos debido a la persistencia en alguna medida del cobro por bloques de duración superior a un minuto.

Algunos aparcamientos aprovechan para cobrar un precio más elevado por el primer minuto de estancia
Otra práctica irregular consiste en establecer una tarifa únicamente por entrar, independiente del tiempo de estancia: lo hace el 6% de los aparcamientos visitados, que cobran desde 5 céntimos hasta un euro.

A juicio de la OCU, los usuarios de los aparcamientos sufren un tercer abuso: el denominado minuto de oro (que va de los 20 céntimos a los dos euros). Amparándose en la libertad de tarifas, algunos aparcamientos aprovechan para cobrar un precio más elevado por el primer minuto de estancia, una práctica que la realiza un 10% del total.

El resultado que obtiene el consumidor, una vez aprobada la normativa que impide la facturación por bloques, es que sólo se han reducido las tarifas para estancias de 5 minutos. Para la elaboración del estudio la OCU ha visitado 231 aparcamientos en 27 ciudades españolas.