Perro Policía
Perro de la Policía de Viena, con zapatos contra el calor. POLIZEI WIEN

La ola de calor en está causando estragos en el centro de Europa, donde no están demasiado acostumbrados a las altas temperaturas. Es el caso de ciudades como Zúrich o Viena, que han descubierto problemas inesperados debido al intenso calor de los últimos días.

Tanto es así que la Policía de esas dos ciudades ha decidido tomar medidas para proteger a sus perros de las quemaduras en las patas que les estaba provocando el abrasador asfalto. Y han decidido ponerles zapatos para protegerles las patas.

Así lo han anunciado los cuerpos policiales de Zúrich y Viena, que han publicado en las redes sociales imágenes de sus canes perfectamente calzados.

"No todos se alegran por las altas temperaturas, y lo mismo ocurre con el mejor amigo del hombre: el perro", afirma la Policía de Zúrich, que invita a los dueños de perros "grandes" a ponerles zapatos si el asfalto de la ciudad está demasiado caliente.

"Recomendamos la regla de los cinco segundos: colocar el dorso de la mano sobre el asfalto durante cinco segundos. ¿Demasiado caliente? Entonces evítalo o ponle zapatos", afirma la Policía de la ciudad suiza.