Un tiburón, de entre dos metros y medio y tres metros, ha sido avistado este jueves por la tarde, sobre las 15.00 horas, en Calas de Mallorca.

Según han detallado varios testigos presenciales a través de Twitter, la playa ha sido evacuada para evitar que se produjeran incidentes con el escualo.

Los bañistas, muchos de ellos turistas, que se encontraban en la playa se han acercado hasta la orilla y las rocas para poder observar de cerca al tiburón. Sin embargo, poco después, dos biólogos del Palma Aquarium han retido al animal del agua muerto.