En concreto, han sido campamentos inclusivos en los que se ha combinado el descanso con la realización de objetivos que ayudan a reforzar el trabajo desarrollado durante todo el año por el equipo de profesionales y voluntarios de la asociación Autismo Córdoba, presentando este año como novedad una relación perfecta de ocio, trabajo y descanso para dar continuidad a todo lo aprendido por los niños y niñas durante el año.

En una nota, el presidente de Autismo Córdoba, Miguel Ángel López, ha señalado que cada año dan "un paso más en la organización de esta actividad, pensando en el beneficio de los chicos".

Al respecto, ha destacado que "es una oportunidad estupenda, porque se trabajan aspectos como las relaciones sociales, la interacción, la comunicación, las habilidades personales, compartir, y también se ha aprovechado para realizar excursiones, actividades lúdicas como juegos de agua y piscina, talleres de cocina, comprar en el supermercado y visita de profesionales que han dado a conocer su trabajo, entre ellos un albañil, un panadero, una costurera o una música".

Asimismo, López ha resaltado que a "los usuarios más mayores el campus de verano les ha permitido sobre todo efectuar actividades más lúdicas, sin olvidar el trabajo habitual que se realiza con ellos todo el año para fomentar su comunicación, relaciones, autonomía y habilidades".

El presidente de Autismo Córdoba ha valorado que los campus de verano inclusivos que ha desarrollado Autismo Córdoba han sido posibles gracias a la colaboración económica de diferentes entidades, entre ellas 'la Caixa' (Oficina Ollerías), club deportivo Kurtuba Sur, Escuela de Fútbol Gaspar Gálvez, Alternativa Sindical de Policía (ASP), Delegación de Educación -que cede el colegio Mediterráneo para el campus de los menores de edad- y la Asociación Mujeres de Hoy.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.