Pilar del Olmo
Pilar del Olmo EUROPA PRESS - Archivo

Así lo ha manifestado Del Olmo, en declaraciones a Europa Press, quien ha explicado que con el IVA "existe un problema" ya que a finales de 2017 Cristóbal Montoro decidió cambiar el sistema de liquidación y los ingresos del IVA del mes de diciembre, que se hacían antes del día 20 lo que permitía a los bancos pagar antes de acabar el año, se posponen a después de esa fecha, por lo que las entidades bancarias hacen sus ingresos en enero de 2018.

Esto ha provocado que en la liquidación del IVA de 2017, que se hará en 2019, se entregue a las comunidades "once meses y no doce", como ha explicado Del Olmo, quien ha precisado que Castilla y León perderá 142 millones ya que el IVA influye tanto en las entregas a cuentas como en el Fondo de Garantía de Servicios Públicos Esenciales y el Fondo de Suficiencia, recogidos en el modelo de financiación.

Por ello, Del Olmo considera que por ese "decalaje del IVA", que no se recoge en los fondos, Castilla y León "no lo va a recuperar nunca" al tiempo que ha precisado que si se incluyese la liquidación del mes de diciembre de 2017, las entregas a cuenta que recibirá la Comunidad el próximo año "tendrían un crecimiento más considerable".

En este sentido, Pilar del Olmo ha explicado que los datos de las

entregas a cuenta se pueden comparar con varias cifras y así ha precisado que la ministra Montoró comparó las entregas a cuenta de 2019 con la liquidación definitiva de 2016 y las entregas de 2018, lo que en el caso de Castilla y León supondría, según esta comparativa, un aumento del 2,5 por ciento para el próximo año.

Pero la consejera ha precisado que si se compara con las cantidades recogidas en los presupuestos de 2018 "el aumento es del 0,83 por ciento" por lo que ha aseverado que a efectos presupuestarios la subida en las cuentas de la Comunidad para el próximo año "es mínima y se puede decir que se muestra invariable", ha aseverado Del Olmo, quien ha insistido en reclamar un cambio del modelo de financiación autonómica porque con los ingresos previstos "es imposible revertir la tendencia poblacional de las comunidades que pierden habitantes".

"Es un modelo, aprobado por el Gobierno de Zapatero, que ha sido siempre malo para Castilla y León, de ahí su urgente necesidad de reforma", ha afirmado Pilar del Olmo, quien ha subrayado que con un Gobierno que presenta un techo de gasto que crece un 4,4 por ciento y un PIB nominal superior al 4 por ciento "una comunidad como castilla y León va a tener que hacer un presupuesto con un crecimiento exiguo del 0,83 por ciento".

Por ello, la pretensión de la consejera de Hacienda es mandar a la ministra Montero un escrito para reclamar "que no se quede con el dinero que corresponde a las comunidades" por el IVA de diciembre de 2017

y que "nunca" van a poder recuperar, y que asciende a 2.800 millones de euros, dinero "que es de las autonomías".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.