Al parecer el número de afectados es de unos cinco aunque familiares de algunos elevan el número a una veintena. De hecho, uno de ellos ha presentado una denuncia ante la Policía Nacional, tal y como ha adelantado este jueves diario SUR.

Tras conocer el primer caso de sarna la Consejería de Salud contactó con la residencia para realizar una encuesta epidemiológica e indicar la necesidad de administrar el tratamiento correspondiente a los afectados y a sus contactos más cercanos.

Igualmente se pusieron en marcha medidas de prevención y control establecidas, extremando la higiene para evitar contagios. Según los familiares de algunos de los mayores, las instalaciones, desde que se activó el protocolo, están más limpias, aunque han lamentado el estado en general de las mismas.

Consulta aquí más noticias de Málaga.