La plaza del Banc de s'Oli ya es peatonal desde este miércoles 1 de agosto
La plaza del Banc de s'Oli ya es peatonal desde este miércoles 1 de agosto AYTO. DE PALMA

Vecinos de la zona de Banc de s'Oli y La Mercè de Palma han registrado este miércoles en el Ayuntamiento un documento con el que piden un proceso participativo sobre la plaza del Banc de s'Oli, que acaba de convertirse en peatonal, y le han reclamado aparcamientos "asequibles" para los residentes.

Desde este miércoles no se permite la circulación ni el estacionamiento de vehículos en la plaza, una medida adoptada en base al Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Palma para "dignificar un espacio emblemático" y "avanzar en la protección del patrimonio", según ha indicado Cort.

Según ha explicado una portavoz de este grupo de vecinos, Rosa Deyà, el colectivo considera "excelente" la decisión de hacer peatonal la plaza pero cree que se ha hecho "de espaldas a la ciudadanía" ya que el Ayuntamiento se ha limitado a "informar" de la medida.

"Pedimos un proceso participativo para diseñar qué modelo de plaza queremos", han reivindicado en el escrito, en el que advierten de que "decisiones que afectan al modelo de ciudad no se pueden tomar sin escuchar" a los vecinos.

LOS VECINOS PIDEN APARCAMIENTOS ASEQUIBLES

El escrito registrado en Cort consta de un segundo punto sobre el aparcamiento, un problema que los vecinos "sufren desde hace mucho tiempo" en esta zona, según han denunciado.

Como ha informado Cort, la peatonalización supone la pérdida de siete aparcamientos de coches y aproximadamente de unas 30 motocicletas. Con la intención de disminuir el impacto, la Sociedad Municipal de Aparcamientos y Proyectos (SMAP) ha ofrecido 50 abonos en el aparcamiento de Comtat Roselló para los residentes en el Acire con una reducción del 20 por ciento sobre el precio habitual.

En concreto, ofrece diez abonos 24 horas, diez abonos nocturnos y 30 abonos para motocicletas. El Ayuntamiento ha recalcado que esta alternativa es superior en número a los estacionamientos que se pierden en superficie.

Sin embargo, los vecinos que han presentado el escrito creen que la oferta de la SMAP "no compensa de ninguna manera" la reducción de plazas. En su escrito protestan por que los abonos especiales salen a 100 euros mensuales las 24 horas y sólo hay diez abonos de este tipo para las diez primeras personas que lo soliciten.

"Encontramos que 1.200 euros anuales por poder aparcar el coche en tu barrio es un abuso. Una persona que cobra 1.000 euros no puede vivir en el barrio, una ciudad 'amable' no desplaza a sus vecinos", han denunciado, haciendo alusión a los folletos que anunciaban "una ciudad más amable y para los peatones".

Además, Deyà ha lamentado que los vecinos tengan que "pelear por poder tener un párking" y ha censurado que la medida les obliga tener que pagar un aparcamiento privado "de su bolsillo" o incluso se ven abocados a abandonar el barrio.

Por ello, han pedido "estacionamientos asequibles para todas las personas del barrio que lo necesiten", tanto en el aparcamiento del Comtat de Rosselló como en el de la Plaza Mayor que próximamente será de gestión pública. También han reivindicado flexibilizar las zonas de aparcamiento.

Deyà ha ligado esto a la "falta de transporte público" puesto que "siendo realistas, para ir al trabajo mucha gente necesita coche".

Finalmente, en el escrito dirigido a Cort los vecinos manifiestan su preocupación por "que cada vez se desplace más a las personas residentes", ya que, según Deyà "todo se tiene que pagar a precio de oro, tanto aparcamientos como pisos".

El escrito entregado esta mañana está firmado por 40 vecinos pero el colectivo recogerá firmas a partir de ahora para que quien quiera se pueda sumar.

PEATONALIZACIÓN DE LA PLAZA BANC DE S'OLI

Con la peatonalización no se podrá hacer la circunvalación por la glorieta y sí se podrá circular por uno de los laterales, el que enlaza la calle de Can Vatlori con la calle del Santo Espíritu, además de acceder a los vados. Se han instalado jardineras para impedir que los vehículos entren en la plaza.

Desde Cort han señalado en una nota de prensa que la peatonalización de la plaza "da respuesta a dos medidas del PMUS", sobre incrementar las calles para peatones, y destinar aparcamientos a los residentes a medida que el Ayuntamiento recupere los párkings en concesión.

En la plaza se aplica el Plan de Usos que regula los ejes cívicos y las zonas peatonales, aprobado en julio en pleno municipal. El nuevo plan limita la ubicación de los establecimientos públicos de forma que sólo puede haber tres en un radio de 50 metros alrededor de un establecimiento.

"El objetivo es buscar el equilibrio entre el ocio y el descanso de los vecinos y que incrementar el espacio para la ciudadanía no implique aumentar el número de establecimientos en la zona", han apuntado desde el consistorio.