Según han informado fuentes policiales, los hechos tuvieron lugar en la noche del martes, cuando el 092 recibió un aviso sobre un posible caso de violencia de género en la zona de Castrelos.

Una dotación se trasladó al lugar y, al llegar, los agentes observaron a un varón en la vía pública. Ante la sospecha de que pudiera tratarse del agresor, se acercaron a él y, en ese momento, desde el interior de un inmueble, escucharon a un joven que les advirtió: "¡Es él, es él, acaba de pegar a mi madre!".

Los policías se entrevistaron con la mujer y con el hijo, quienes relataron que el hombre se presentó en la vivienda en estado de embriaguez. La mujer le pidió que se fuera, pero éste respondió de forma violenta y la agredió, propinándole una patada, y llegando a romperle la parte superior del vestido.

El hijo de ambos se interpuso entre ambos para defender a su madre, y avisó a la Policía.

Según confirmó la propia víctima, había estado casada con el agresor, de quien se separó hace 13 años. Recientemente habían reiniciado el contacto, pero la mujer advirtió de que R.S.G. bebe de forma habitual y que, cuando lo hace, se comporta de forma violenta.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.