Meritxell Batet y Ernest Maragall encabezarán las delegaciones en la comisión bilateral Gobierno-Cataluña.
Meritxell Batet y Ernest Maragall encabezarán las delegaciones en la comisión bilateral Gobierno-Cataluña. MINITERIO DE POLÍTICA TERRITORIAL

La Comisión Bilateral Estado-Generalitat ha culminado este miércoles sin "acuerdos materiales" y ha servido para constatar la discrepancia en los asuntos relativos al "procés", pero las dos partes se han emplazado a seguir dialogando abriendo comisiones sectoriales.

Así lo ha explicado en rueda de prensa la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, después de la primera reunión de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat desde 2011, que ha durado casi cuatro horas.

Batet ha celebrado el diálogo entre la Generalitat y el Gobierno y ha proclamado: "El Gobierno de España tiene un proyecto para Cataluña", y ha asegurado que durante la reunión el Ejecutivo de Pedro Sánchez se ha reafirmado en su rechazo a un referéndum de independencia.

La ministra ha garantizado "lealtad institucional" a la Generalitat y ha indicado que "no concibe" que el gobierno catalán no la tenga, al tiempo que ha avisado de que "solo se pueden producir avances de verdad si se mantiene esa lealtad institucional".

"Un proyecto para Cataluña"

En comparación con el anterior gobierno del PP, Batet ha destacado así que este gobierno tiene "un proyecto para Cataluña" y ha celebrado "la recuperación del diálogo como método".

En este sentido, Batet ha indicado que la reunión ha tenido un tono "cordial y franco" porque cada parte ha expuesto con "normalidad sus posiciones" y se han producido "discrepancias importantes", sobre todo en la cuestiones relativas al proceso soberanista.

Pero "hablar de las grandes discrepancias es importante, me parece importante que se produzcan en este dialogo en lugar de que se hagan mandando mensajes a través de titulares", ha añadido la ministra.

En este sentido, Batet ha señalado que lo lógico es que "dos gobiernos que gobiernan a los catalanes" trabajen para "dar servicios a los ciudadanos y garantizar sus derechos", y que tengan esta "relación institucional y de diálogo que durante 7 años ha estado ausente", ya que la bilateral no se reunía desde 2011.

Versión de la Generalitat

Por su parte,  el conseller de Acción Exterior, Ernest Maragall, ha asegurado este miércoles que no ha percibido del Gobierno central ningún proyecto para Cataluña, al contrario de lo que ha afirmado Batet, al término del encuentro. "La negativa al referéndum no nos parará", apostilló.

"En la reunión ni se ha mencionado ni se ha aportado la más mínima definición de este proyecto para Cataluña", ha afirmado en rueda de prensa después del encuentro entre ambas administraciones, y ha reivindicado que la ciudadanía catalana pueda decidir su futuro.

Maragall ha celebrado que se haya establecido un calendario para que diversas comisiones y subcomisiones aborden antes de septiembre cuestiones concretas que afectan al Estado y a la Generalitat, pero ha lamentado Gobierno "en ningún momento ha planteado ninguna idea ni propuesta de fondo" para la situación política de Catalunya.