El PP insiste en una inmigración “ordenada, legal y vinculada al mercado de trabajo”

  • Rivera pide a Sánchez desde Ceuta que se deje de "ocurrencias" y "buenismo" en la gestión de la inmigración.
  • Rumí compara a Casado con Salvini y el secretario general del PP le replica que se dedique a gobernar.
Casado y García Egea, en la reunión del comité de dirección del PP.
Casado y García Egea, en la reunión del comité de dirección del PP.
EFE

No ha repetido las palabras de su presidente, Pablo Casado, que este domingo dijo que el papeles para todos "no es posible", pero el PP ha insistido este lunes en una posición dura sobre inmigración, que sólo debe permitirse si es "legal, ordenada y vinculada al mercado de trabajo", según ha señalado su secretario general, Teodoro García Egea.

Al término del comité de dirección del partido, García Egea ha empezando atribuyendo la "culpa de lo que está pasando" no a los migrantes, sino "a las mafias". "Los inmigrantes son las víctimas, la culpa la tienen las mafias y el Gobierno de Pedro Sánchez es responsable de solucionar esta situación", ha dicho.

La postura del PP es "hablar claro" en este tema porque "la demagogia perjudica sobre todo a las personas que se lanzan al mar o saltan la valla".

En este escenario, García Egea ha apostado por "solucionar el problema en origen" para garantizar una "migración legal, ordenada y vinculada al mercado de trabajo".

El secretario general ha anunciado que el PP pedirá la comparecencia en el Congreso del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y ha instado al Gobierno de Sánchez "que se fije una posición común de toda Europa, para que vaya al unísono.

Casado, comparado con Salvini

Aunque ha dejado claro que para el PP la única llegada posible de inmigrantes debe ser la de aquellos que tengan un trabajo, García Egea no ha querido repetir las palabras con las que este domingo Casado provocó la polémica, al advertir de que "no es posible que España pueda absorver a millones de africanos que vengan a buscar un futuro mejor en Europa".

"Y como no es posible, tenemos que empezar a decirlo, aunque sea políticamente incorrecto", añadió Casado, que aseguró que los españoles buscan un "partido que diga claramento que no es posible papeles para todos".

Varios miembros del Gobierno han censurado este lunes unas declaraciones que, para la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, son de una "total irresponsabilidad y falta de respeto a los derechos humanos" y están "intentando buscar un camino hacia la confrontación entre personas de nuestro país y personas que necesitan una ayuda humanitaria".

"Es una manera de actuar que no es razonable, salvo que estos líderes quieran sumarse a las tendencias de algunos otros líderes de Europa están teniendo que son racistas y xenófobas", ha dicho la ministra desde Chiclana (Cádiz) donde ha visitado el Centro de Acogida Temporal de Extranjeros que se abrirá en los próximos días para albergar a los migrantes que están repartidos por la zona en polideportivos y otras instalaciones.

La secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, ha asegurado que el discurso de Casado sobre inmigración se parece al del expresidente del Gobierno José María Aznar y también al del ministro del interior de Italia, Mateo Salvini.

En referencia a estas críticas, el secretario general del PP ha afirmado que "hay que hablar claro en este tema, la demagogia perjudica sobre todo a personas que se lanzan al mar o saltan a valla".

En concreto sobre la comparación de Casado con Salvini, García Egea ha señalado que "quien quiere comparar otra cuestiones o entrar en descalificaciones, que primero se dediquen a gobernar y solucionar los problemas de la gente y menos criticar al presidente del PP".

Rivera, en Ceuta

Las palabras de la ministra Valerio contra políticos que quieren "sumarse" a las tendencias xenófobas en Europa también iban por el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que este lunes ha visitado Ceuta, desde donde ha pedido a Sánchez que abandone las "ocurrencias" y el "buenismo" que están provocando un "efecto llamada" en Ceuta y Melilla y las costas andaluzas.

"Ante los problemas de España no se puede mirar hacia otro lado y aquí tenemos dos: la inmigración irregular y las mafias que se dedican a la trata, frente a las que se puede mirar hacia otro lado o buscar soluciones, que es lo que queremos hacer", ha abundado el político catalán, que ha "agradecido" a guardias y policías nacionales su trabajo, "imposible" de ejecutar "con pocos recursos y con pocas personas por bien preparadas que estén".

Según ha explicado, Ciudadanos apostará por "la tecnología" y rechaza "los anuncios que no se pueden hacer, algo que también es un problema, como anunciar la retirada de las concertinas sin tener un medio alternativo".

"Lo que nos transmiten los agentes es que hay ganas pero faltan recursos", ha apostillado Rivera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento