Rey Felipe VI
El rey Felipe y su hija, la princesa Leonor, saludan a los medios de comunicación congregados en el Palacio de la Almudaina de Palma. Ballesteros / EFE

El rey Felipe VI ha admitido este domingo que su padre, don Juan Carlos, está "fastidiado" porque tenía "muchas ganas" de volver a Palma y participar en la Copa del Rey de vela, pero ha apuntado que los médicos le aconsejaron "no moverse mucho".

Don Felipe ha lamentado la ausencia de su padre en la isla en una conversación informal con periodistas durante el posado con la reina Letizia y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, en el Palacio de la Almudaina con motivo de su estancia veraniega en la capital balear.

Preguntado sobre qué tal se encontraba don Juan Carlos, el rey ha respondido: "Está fastidiado. Tenías muchas ganas de venir, pero los médicos le han recomendado no moverse mucho".

"Le estaba cogiendo gusto a hacer ejercicio. Tenía ilusión por venir", ha añadido Felipe VI.

La Casa del Rey informó el pasado viernes de que Juan Carlos I no competiría en las regatas ni iría a Bogotá el 7 de agosto a la investidura del nuevo presidente de Colombia, Iván Luque, por una lesión en la muñeca que le ha generado problemas musculares en la zona cervical y lumbar.

Don Felipe ha confesado que le hubiera gustado hacerse la foto con él este lunes, al comienzo de la Copa del Rey Mapfre en aguas de la bahía de Palma, puesto que no coincidían en el torneo desde 2009, cuando el anterior jefe del Estado participó por última vez.