Andy Warhol: el artista que se hizo famoso pintando latas de sopas y retratos de colores sobre Marilyn Monroe

Serigrafía sobre papel de Marilyn Monroe (1967) obra de Andy Warhol.
Serigrafía sobre papel de Marilyn Monroe (1967) obra de Andy Warhol.
CAIXAFORUM / VEGAP

Obsesionado con las celebrities, la cultura del consumidor y la (re) producción mecánica, el artista Andy Warhol creó algunas de las imágenes más emblemáticas del siglo XX. Su Campbell's Soup Can (las latas de sopa que le daba su madre) es una obra fácilmente reconocible, pero también las populares serigrafías de colores con botellas de Coca-Cola y retratos en serie de famosos como Marilyn Monroe, Elvis Presley o Jackie Kennedy.

A pocos días de conmemorar el que hubiese sido el 90 cumpleaños de una de las principales figuras del movimiento pop art, el Museo Whitney de Artes Estadounidense (Nueva York, EE UU) organizó una fiesta como previa a la retrosprectiva sobre Warhol que se inaugurará el próximo 12 de noviembre.

Andy Warhol: From A to Be and Back Again profundiza en las primeras obras de su carrera (creadas en la década de los setenta), que fueron cruciales para su producción posterior, y en cómo estas influyeron en su trayectoria artística. El visitante contemplará 200 piezas, que anticipan la que luego sería la etapa industrial del estadounidense, además de una muestra de su trabajo fílmico, convertido en un clásico underground.

Transformó el arte en negocio

Nacido en Pittsburgh, Pensilvania el 6 de agosto de 1928, su verdadero nombre era Andrew Warhola y se graduó en el Carnegie Institute of Technology antes de mudarse a Nueva York para trabajar como ilustrador comercial.

Su primera gran oportunidad le llegaría en agosto de 1949 cuando la revista Glamour publicó un dibujo suyo titulado Success is a Job, pero por error suprimieron la 'a' de su apellido. Le gustó y decidió adoptar el Warhol con el que se le conocería en la escena neoyorquina diurna y nocturna donde orquestraba fiestas en Studio 54, una mezcla sin precedentes entre hedonismo, psicodelia y glamour sin que faltase el consumo despreocupado de drogas y el sexo... Un delirio. La mítica discoteca sirvió como patio de juegos canallas para una generación criada bajo las presión del Watergate y la Guerra de Vietnam.

Studio 54... #disco #discomusic #nightclub #studio54 #soultees

Una publicación compartida de Soul-Tees.com (@soulteesofficial) el30 Jun, 2018 a las 1:26 PDT

En 1955, Andy Warhol tenía a casi toda Nueva York copiando su obra y se convertiría en mentor de artistas como Keith Haring y Jean-Michel Basquiat.

A mediados de los sesenta, su producción se diversificó, convirtiéndose en cineasta y productor de música, a pesar de la ausencia total de experiencia en esos campos. Tuvo el privilegio de trabajar con la banda The Velvet Underground y de recorrer todo el país con Edie Sedgwick.

Conocido como The Factory, el estudio que montó Warhol, un "perdedor sin esperanza" como lo definió su ídolo Truman Capote, se convirtió en un punto de encuentro para artistas jóvenes, actores, músicos y fans. Una de ellas, Valerie Solanas, le disparó repetidas veces el 3 de junio de 1968 hasta herirle de gravedad. Cuando llegó al hospital los médicos le daban por muerto, pero aún así, decidieron abrir su pecho y masajear su corazón. Andy Warhol sobrevivió.

#polaroid #andywarhol #warhol

Una publicación compartida de Dóminique Bernard (@dominique.bernard.927980) el27 Jul, 2018 a las 2:24 PDT

Tras recuperarse, continuó trabajando: cofundó la revista interVIEW y publicó The Philosophy of Andy Warhol: De A a B y Back Again. Y aunque las balas no le mataron sí lo hizo su propia vesícula. Andy Warhol falleció inesperdamente el 22 de febrero de 1987 tras someterse a una operación rutinaria de vesícula biliar. En mayo de 1994, se inauguró el Museo Andy Warhol en Pittsburgh.

Su sensibilidad pop es ahora una práctica usual que han retomado artistas contemporáneos como Takashi Murakami y Jeff Koons, entre muchos otros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento