Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. ZIPI / EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró este jueves, en relación con el caso de la grabación de la empresaria Corinna zu Sayn-Wittgenstein en la que acusa al rey Juan Carlos I de tener cuentas en Suiza, de que "no hay ninguna duda" de que el Ejecutivo "no va a aceptar ningún chantaje al Estado".

Sánchez lanzó esta advertencia después de subrayar también que "no tiene ninguna duda" sobre la información que aportó el director del CNI, Félix Sanz Roldán, a la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso sobre el mismo asunto.

"El Gobierno, desde luego, no tiene ninguna duda sobre los extremos de la comparecencia del director del CNI", sostuvo Sánchez en la rueda de prensa ofrecida junto al presidente francés, Emmanuel Macron, en el Palacio de la Moncloa.

El líder socialista fue tajante al trasladar a la ciudadanía de que el Ejecutivo va a defender al Estado frente a quien pretenda coaccionarlo. "No hay ninguna duda de que no vamos a aceptar ningún chantaje al Estado, ninguna", insistió.

En las grabaciones, realizadas en 2015 y difundidas hace dos semanas, sobre la conversación entre el excomisario José Manuel Villarejo y Corinna, ésta da a entender que Juan Carlos I tiene dinero en Suiza y que la utilizaba a ella como testaferro.

Sanz Roldán reveló este miércoles en el Congreso a puerta cerrada ante los grupos que el CNI no ha investigado el patrimonio ni las actividades económicas de don Juan Carlos, ya que ningún Gobierno se lo ha solicitado.

Las explicaciones del responsable de los servicios de inteligencia no han convencido a Unidos Podemos, que ha insistido en la necesidad de crear una comisión de investigación en la Cámara Baja sobre los negocios del anterior jefe del Estado.