Bomberos actuando en el edificio de la calle San Sebastián
Bomberos actuando en el edificio de la calle San Sebastián BOMBEROS DE SANTANDER

Los Bomberos de Santander Municipales han comprobado este jueves que el edificio afectado ayer por un incendio en la calle San Sebastián "no sufre daños estructurales que comprometan su estabilidad" y han comunicado a la propiedad las medidas que deben adoptarse para volver a ocupar las viviendas que no resultaron dañadas por el fuego.

En concreto, según informa el Ayuntamiento de Santander, la propiedad deberá instalar toldos en la cubierta para evitar la entrada de agua en caso de lluvia y se deberán colocar cierres en los pisos de la segunda planta, que hubo que abrir para acceder a su interior durante la extinción del fuego.

Así, el Consistorio indica que, tan pronto como se adopten esas medidas, los vecinos de los pisos del entresuelo y la primera planta podrán regresar a sus viviendas, que sólo han sufrido algunos daños por el agua utilizada para sofocar el incendio y pueden ser ocupadas de nuevo.

Además, la propiedad del edificio deberá presentar también en el Ayuntamiento un proyecto para la posterior reparación de la cubierta del edificio.

La previsión, según señala el Ayuntamiento, es que entre hoy y mañana la propiedad adopte ya esas primeras medidas para que los vecinos de las plantas inferiores regresen a sus viviendas.

Mientras tanto, las personas que fueron realojadas en el Centro de Acogida Princesa Letizia podrán seguir en este espacio municipal.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.