Valerio afirma que el sistema de acogida de inmigrantes está "desbordado" y Marlaska dice que "no hay colapso"

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, durante un desayuno de trabajo sobre temas de inmigración y emigración.
La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, durante un desayuno de trabajo sobre temas de inmigración y emigración.
TAMARA ROZAS / EFE

La ministra de Trabajo y Seguridad Social, Magdalena Valerio, reconoció este jueves que los dispositivos de acogida a inmigrantes se han visto "desbordados", si bien afirmó que el plan de choque que prepara el Gobierno los reforzará y ayudará a las ONG que trabajan sobre el terreno.

En declaraciones a los periodistas tras la reunión de la Mesa de Diálogo Social, Valerio se refirió a la continua llegada de inmigrantes en situación irregular a las costas españolas, una situación que, ha apuntado, ya existía en la anterior legislatura.

"Cuando no se toman medidas a tiempo, después hay que adoptarlas de emergencia", advirtió la ministra, recalcando asimismo que el Gobierno de Pedro Sánchez se ha encontrado unos presupuestos generales del Estado cerrados.

Por eso, afirmó, trabajan ahora en un plan de choque para paliar la situación que se vive en las costas andaluzas, "reforzar los dispositivos y poder ayudar a ONG como Cruz Roja". También se está creando una comisión delegada del Gobierno para asuntos migratorios, junto con el Ministerio del Interior, añadió.

Valerio destacó que se trata de una cuestión europea y no solo española, y que los países de tránsito deben tener "un plus de apoyo" y actuar en los países de origen.

El sistema "no está colapsado"

Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, afirmó, también este jueves, que el sistema de acogida de inmigrantes en España "no está colapsado" y acusó al Gobierno anterior del PP de no haber tomado medidas para afrontar una situación que era "previsible".

Grande-Marlaska hizo estas afirmaciones por la noche, en una entrevista en la Cadena SER, en la que se refirió a los cientos de inmigrantes que asaltaron este jueves de manera violenta la valla fronteriza de Ceuta, empleando cal viva, palos, cizallas, objetos cortantes, esprays como lanzallamas e incluso cócteles molotov.

Según precisó el ministro, 15 inmigrantes resultaron heridos y dos de ellos —los que están más graves— siguen hospitalizados porque en las próximas horas podrían ser sometidos a una intervención quirúrgica. Además, explicó que en el enfrentamiento también resultaron heridos de diversa consideración 16 guardias civiles, que a primera hora de esta noche habían recibido el alta hospitalaria.

Según el ministro, su departamento está haciendo un estudio "muy pormenorizado" para sustituir las actuales concertinas de las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla por medios igualmente "seguros" pero "menos cruentos", un cambio que se hará "con carácter inmediato", aunque precisó plazos.

"Falta de previsión"

Sobre los inmigrantes que consiguen entrar de manera ilegal en España, Grande-Marlaska aseguró que "en el tiempo legalmente establecido de 72 horas son redireccionados a todas las redes sociales que existen en el Estado español".

Sin embargo, lamentó que la "falta de previsión" que, según dice, encontraron a su llegada al Gobierno de España les esté obligando a trabajar "contrarreloj para garantizar los derechos humanos".

Grande-Marlaska defendió la actuación de los agentes en las fronteras españolas y aseguró que las devoluciones de inmigrantes ilegales nunca se realizan en territorio español porque si así fuera "por supuesto que se tomarían medidas".

Además, anunció que el próximo 1 de agosto entrará en funcionamiento un nuevo centro para inmigrantes en el puerto de Algeciras, con el objetivo de "soslayar todos los problemas que ocurrían en la provincia de Cádiz".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento