Zuloaga ha destacado en un comunicado que si bien el descenso del paro en 2.100 personas en la región es un "dato bueno", no hay que confiarse y se debe seguir trabajando por generar un empleo "de calidad" para reducir las "elevadas" tasas de temporalidad y parcialidad que siguen manteniendo cerca del 26% y del 15% de los contratos.

El delegado también ha puesto en valor que la EPA confirma la recuperación del mercado de trabajo, sobre todo en términos de ocupación, de tal manera que Cantabria registró en el segundo trimestre de 2018 239.000 personas ocupadas, de las que 38.700 lo están en la industria, sector que incorporó durante este periodo 1.800 periodos. Por su parte, el sector servicios emplea a 178.700 personas, 1.700 de ellas de nueva contratación.

Así, ha afirmado que estos datos revelan "un cambio de tendencia", con un fortalecimiento del sector industrial que afecta "positivamente" a la creación de empleo.

Igualmente, ha recordado que Cantabria redujo el paro en 2.100 personas, una bajada del 6,4%, cifra que en el conjunto del Estado ascendió al 8,06%, y que sitúa a la región como la que más ha reducido el desempleo con respecto al mismo periodo de 2017, con una caída del 15,58% frente al 10,84% de media en España.

Aún así, ha indicado que los datos de la EPA conocidos hoy "no deben enmascarar algunas de las ineficiencias y rigideces que tiene el mercado laboral".

En este sentido, Zuloaga ha destacado el trabajo desarrollado por la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Cantabria en coordinación con el Gobierno de España hasta hacer que la tasa de paro de la comunidad autónoma se sitúe en el 11,57%, "una de las más bajas de España y tan sólo por detrás de Navarra, País Vasco, La Rioja, Aragón, Baleares y Cataluña".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.