El Ministerio Fiscal sostiene que el acusado el día 2 de marzo de 2018 sobre las 13.54 horas accedió al interior del local Supereuro, en la calle Doctor Fleming de El Entrego, y al ver al propietario contando el dinero de la caja registradora, le arrebató de la mano los billetes que sostenía por importe de 150 euros y abandonó el local.

Posteriormente el mismo día, sobre las 18.00 horas, regresó al mismo establecimiento, saliendo el propietario a la puerta para impedirle el acceso, momento en que sacó un cuchillo con sangre en el filo y, esgrimiéndolo, le dijo que le diera el dinero o le pinchaba. El dueño pudo introducirse en la tienda y el acusado abandonó el lugar.

Asimismo el acusado, el mismo día sobre las 18.20 horas, accedió al quiosco de la calle Pérez de Ayala de El Entrego ocultando su rostro con una careta y, esgrimiendo un cuchillo frente a una empleada, le dijo que le diera el dinero de la caja o le pinchaba. Al decirle esta que no tenía llave de la caja y entrar otro cliente en el quiosco, el acusado abandonó el local.

El mismo día y sobre las 18.30 horas, portando la máscara, accedió al interior de la mercería Loli, en la calle Jovellanos de El Entrego, y esgrimiendo frente a la propietaria un cuchillo le dijo que le diera el dinero. Al quedarse esta paralizada, el acusado manifestó que lo cogía él, acercándose a la caja registradora. La propietaria aprovechó para salir del local, abandonándolo detrás de ella el acusado, sin que llegara a apoderarse de efecto alguno.

El mismo día sobre las 18.40 horas, el acusado accedió a la ferretería Casal, en la calle Jaime Escandón de El Entrego, portando una careta. Mientras el propietario trabajaba en el ordenador, se acercó a la caja registradora y la manipuló. Al ser sorprendido por el dueño, que le hizo frente, el acusado exhibió un cuchillo, consiguiendo así huir del local.

El acusado se encuentra en situación de prisión provisional por estos hechos desde el 3 de marzo de 2018.

Consulta aquí más noticias de Asturias.