Abanca
Abanca ABANCA - Archivo

Abanca obtuvo en el primer semestre de 2018 un resultado neto de 247 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,8% respecto al mismo periodo de 2017.

El presidente de la entidad, Juan Carlos Escotet; el consejero delegado, Francisco Botas y el director general financiero, Alberto de Francisco, han presentado este jueves en rueda de prensa los resultados hasta junio de este año.

El banco, según han destacado, ha registrado una rentabilidad 'ROE' del 11,8%, "entre las más destacadas del sector". Este indicador (por sus siglas en inglés 'return on equity') mide la capacidad que tiene la empresa de remunerar a sus accionistas.

Además, Escotet ha reivindicado que este resultado está basado en "un destacable crecimiento del margen básico", que crece un 8,1% y sigue incrementado su aportación a la cuenta de resultados.

El crecimiento del beneficio neto, del 7,8%, se debe, según han resaltado, al "impulso" de los ingresos recurrentes, que "se mantienen como pilar de la rentabilidad".

También han llamado la atención los responsables de la entidad sobre la "fortaleza" del posicionamiento comercial del banco, con un crecimiento del 6,3% en el volumen de negocio, que roza ya los 70.000 millones. Contando con la red portuguesa de Deutche Bank, esta cifra se elevaría hasta los 75.000 millones, según ha apuntado Escotet.

La venta de seguros generales aumentó un 6,9% y "se consolida como uno de los principales ejes estratégicos de la entidad", al tiempo que se ha registrado un "intenso ritmo de concesión de crédito, con especial protagonismo del segmento pymes y autónomos", que ha recibido 500 millones más de crédito que en el primer semestre de 2017.

Mientras, el saldo de dudosos se redujo 18 trimestres consecutivos, de acuerdo a los datos trasladados por Botas, y la tasa de morosidad llega al 4,6%, "manteniéndose Abanca entre las mejores entidades del sector por calidad de activos".

La ratio de capital 'CET1' se sitúa en el 14,6%, con una holgura de 1.809 millones que permite al banco "afrontar oportunidades de crecimiento", tal y como ha señalado Escotet.

Además, el consejero delegado ha indicado que, en lo que va de año, las cuatro agencias de rating que califican a la entidad han mejorado su nota y las cuatro expresan una perspectiva positiva para el futuro.

POSICIONAMIENTO COMERCIAL

Francisco Botas ha descrito la "especialización" que Abanca busca con la creación de unidades de negocio específicas y ha asegurado que esto "se traduce en mayores niveles de satisfacción y captación de nuevos clientes". Así, en concreto, la entidad logró un crecimiento del 6,3% en el volumen de negocio total, que quedó situado en 69.255 millones de euros.

Según la entidad, el "refuerzo" del posicionamiento comercial de la entidad tiene su reflejo en la captación de recursos de clientes. Los depósitos estables de la clientela crecieron un 5,7% y la comercialización de seguros de ahorro, fondos de inversión y planes de pensiones un 18,2%. El número de nuevos ingresos de nóminas de clientes llegó a las 41.000 en junio.

La venta de seguros, por su parte, avanzó un 6,9%, destacando los seguros de empresas y los de salud como ramos "más dinámicos", aunque todas las líneas reflejaron mejoras.

El banco también ha incrementado en un 75,1% la captación de clientes valor (aquellos con mayor nivel de vinculación al banco) con respecto al mismo periodo del año anterior.

AUMENTA EL PESO DE LOS INGRESOS RECURRENTES

Los resultados de Abanca del primer semestre de 2018 reflejan un crecimiento del 11% en el margen de intereses. La actividad con clientes minoristas es "la base fundamental" sobre la que se asienta esta mejora, asegura.

Así, los ingresos por prestación de servicios se incrementaron un 0,7%, si bien el incremento se eleva al 7,7% interanual una vez descontado el efecto de elementos no recurrentes. La comercialización de fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro y generales generó un 16,6% más de ingresos.

Por otro lado, la entidad continúa incrementando sus niveles de productividad y lo atribuye entre otras razones al "uso intensivo" de los canales digitales, que generan ya más de la mitad de las transacciones totales (el 54,2% en el mes de junio).

IMPULSO AL CRÉDITO

El crédito a la clientela creció un 6,2% y alcanzó los 28.933 millones. En este primer semestre del año destacó la evolución del segmento empresas, con un aumento anual de más de 500 millones en nuevas formalizaciones.

En el segmento de familias, la entidad ha incrementado un 14,6% las formalizaciones de hipotecas de primera vivienda y un 15,7% las operaciones de financiación al consumo. Al respecto de las primeras, Botas ha explicado que el crecimiento va en función de la cuota de presencia en cada territorio.

La ratio de morosidad de la nueva producción generada desde enero de 2015 sigue por debajo del 0,5%, nivel "muy inferior" al del conjunto de la cartera, subraya la entidad.

CAPTACIÓN DE RECURSOS DE CLIENTES

La captación de recursos de clientes se ha incrementado un 7,6%, con protagonismo de los saldos a la vista y los fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro.

A ello contribuyeron, entre otros factores, el incremento del 4,2% registrado en el número de altas de nuevos clientes y la captación de 41.000 nuevos ingresos de nóminas de clientes.

La cartera de productos fuera de balance (fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro) ya supera, tras un incremento del 18,2% interanual, los 6.500 millones de euros.

En este ámbito, la entidad ha ganado cuota de mercado tanto en fondos de inversión como en fondos de pensiones (20 y 6 puntos base, respectivamente, que son la centésima parte de un punto porcentual).

Mientras, los seguros generales, otra de las palancas de diversificación de ingresos, registraron un crecimiento del 6,9% en primas de nueva producción. Los seguros de empresas mostraron el comportamiento más destacado, según destaca Abanca, con un crecimiento del 28%, seguidos por los ramos de salud, con un 18%, vida-riesgo, con un 16%, y hogar, con un 15%.

CALIDAD DE ACTIVOS

Tras 18 trimestres consecutivos de descenso de saldos dudosos, la tasa de morosidad quedó situada en el 4,6%, cifra inferior a la media del sistema, estimada en el 6,1% a cierre de junio.

Es además la entidad con menor cartera de crédito dudoso del sector financiero español. La proporción de adjudicados en su balance es del 0,7%, menos de la mitad de la media del sector.

Con un peso de tan solo el 2%, es también la segunda entidad española con menor peso de activos improductivos (dudosos y adjudicados) sobre su activo total.

Por su parte, la ratio de cobertura de la morosidad se situó a finales de junio en el 53,6%, mientras que la correspondiente a los activos adjudicados quedó situada en el 61,2%. Con ello, la cobertura total presenta un nivel del 56,6% de los activos dudosos y adjudicados.

SOLIDEZ EN CAPITALIZACIÓN Y LIQUIDEZ

Botas y Escotet han llamado la atención sobre los niveles de capitalización, de los "más altos" del sector, con una ratio 'CET1 Phase In' del 14,6% y un exceso de capital sobre los requerimientos del Banco Central Europeo de 1.809 millones de euros. Asimismo, reivindica "un amplio cumplimiento" de los requisitos de liquidez establecidos por el regulador.

La entidad dispone, de hecho, de una posición de liquidez cifrada en 10.305 millones entre capacidad de emisión de cédulas y activos líquidos.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.