Así lo han confirmado los efectivos de emergencias al 112 Galicia después de actuar en la zona y cortar la fuga detectada por un vecino, minutos después de las once de la mañana, en una zona en la que no existen viviendas próximas.

Tras una llamada al Centro Integrado de Atención a Emergencias de Galicia se activó un operativo en el que participaron los miembros del GES de Valga, miembros del servicio local de Protección Civil, bomberos de Vilagarcía y agentes de la Policía Local y la Guardia Civil.

Además, se transmitió el aviso a los técnicos de la empresa suministradora, encargados de subsanar la incidencia.

Como medida preventiva, desde el 112 se informó a los profesionales sanitarios, que enviaron una dotación al punto, aunque nadie resultó afectado. Los agentes de seguridad local procedieron a acordonar la zona.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.