Alumnos en clase.
Alumnos en clase. GTRES

Durante este verano, previo al inicio del curso escolar 2018-2019, se ejecutarán 72 obras de infraestructura, en las que se invertirán 40,5 millones de euros. En una rueda de prensa, este jueves, el presidente del Consorci d'Educació, Josep Gonzàlez-Cambray, ha asegurado que harán todo lo posible para que 52 de las 72 obras estén finalizadas el 12 de septiembre, fecha en la que inicia el curso escolar 2018-2019. "Estén seguros de ello", ha dicho.

Las obras a realizarse comprenden nuevas construcciones, así como rehabilitación y ampliación de equipamentos ya existentes. Entre los nuevos equipamientos provisionales, se ha anunciado a la Escola Auditori, un centro modular de educación infantil y primaria que estará situado en el distrito de Sant Martí, en la calle dels Almogàvers, 131-135.

El Institut 22@ y el Institut Tecnològic de Barcelona son dos nuevos centros que se ubicarán en equipamientos ya existentes. El primero estará situado en el el distrito de Sant Martí, en el edificio de la antigua fábrica textil de Can Saladrigas, en la calle de Joncar 35-39; mientras que el segundo estará en el distrito de Nou Barris, en lo que era la antigua Escola Sant Josep Oriol, en la calle d'Aiguablava 121.

También convivirán en espacios modulares la Escola La Maquinista, con un centro ya existente que se ubicará en una seguda construcción provisional de cuatro módulos de tres plantas, y el Institut Viladomat, que se trasladará al número 148-154 del Consell de Cent a una nueva construcción funcional de cinco plantas.
"Habrá más módulos prefabricados de los que nos gustarían", ha dicho el presidente del consorcio, pero ha garantizado la calidad de la enseñanza y de las condiciones para las actividades educativas.

Entre otras obras, la gerente del consorcio, Mercè Massa, ha hablado de ampliaciones destacadas en seis centros: Escola Ciutat Comtal de Nou Barris, Escola Ignasi Iglèsias de Sant Andreu, Escola Poblenou, Escola la Mar Bella, el instituto Antaviana y el Milà i Fontanals de Ciutat Vella.

Inversión compartida

De los 40 millones de euros invertidos, 23,5 provienen de la inversión de la aportación del Ayuntamiento de Barcelona, mientras que los restantes 16,9 provienen de la Generalitat de Catalunya.

Al respecto, la vicepresidenta del Consorci d'Educació y teniente de alcalde de Derechos Sociales de Barcelona, Laia Ortiz, ha indicado que es muy importante la apuesta desde el consorcio en infraestructura educativa porque la educación es "fundamental para una sociedad".

También se apunta a la no segregación escolar

Por otro lado, Ortiz ha indicado que se debe mantener la lucha contra la segregación escolar en el centro de trabajo cotidiano del consorcio. Por ello, ha destacado la importancia de tareas de prevención en conjunto con el Institut Muncipal de Serveis Socials y con el Consorci de Serveis Socials de Barcelona porque "revertir tendencias implantadas se hace más complicado".

Massa ha aprovechado para hacer un balance del curso anterior, que se ha cerrado con 177.448 alumnos desde P3 a cuarto de ESO, de los que 73.350 han ido a escuelas públicas, 100.928 a centros concertados y 3.170 a privados.

La matrícula viva durante el curso escolar anterior ha generado 3.448 altas y 3.979 bajas, ha explicado Massa, y Ortiz ha subrayado la tarea del consorcio por dar respuesta a la complejidad y aumento de demanda educativa en Barcelona, al servicio de la innovación.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.