Así, se ha autorizado la obtención de 911 metros cuadrados de superficie contiguos al acueducto y espacios libres situados junto a la carretera de acceso a la Rueda.

En concreto, el expediente supone la adquisición de los terrenos contiguos al acueducto y los espacios libres situados junto a la carretera de acceso al mismo.

De acuerdo con el proyecto, el terreno se corresponde con una zona verde delimitada por el Plan General en el margen derecho de la calle Rueda, dirección hacia la noria, y con parte de la zona verde en el margen izquierdo, frente a esta.

Son siete las parcelas afectadas, con una superficie total de 1.423 metros cuadrados, de los cuales 511 son de uso público en la actualidad, por lo que sólo será necesario expropiar los 911 metros cuadrados restantes.

Este expediente forma parte de un plan más ambicioso que está perfilando el Ayuntamiento con la participación de diversas concejalías, y cuyo objetivo final es recuperar este entorno histórico en el que se puede admirar el canal que recoge el agua de la noria para distribuirla por toda la extensión de la huerta murciana.

En este sentido, este mismo mes de julio la Junta de Gobierno aprobó otra actuación referida igualmente a este entorno. En este caso, el acuerdo consistió en la encomienda de gestión a Urbamusa para la redacción del plan especial de ordenación del espacio del entorno de la Noria y el Acueducto de La Ñora, que afectará a una superficie total de 1,78 hectáreas. Con este proyecto se pretende eliminar los elementos distorsionantes que perturben la contemplación o integridad del monumento.

De esta forma, se delimitarán las condiciones de conservación de los espacios junto a la Rueda de La Ñora, las acequias Aljufia y Alfatego y el Molino de la Rueda y se definirán los criterios para mejorar el aspecto exterior de las viviendas cercanas con la finalidad de darle uniformidad al conjunto.

La Rueda de La Ñora tiene asignado el grado 1 de protección integral por lo que se conservará íntegramente el ingenio hidráulico, respetando los sistemas con los que fue construido, la restauración y conservación se realizará respetando los materiales originales y se buscará un entorno armonioso con la construcción, facilitándose un adecuado campo visual para su contemplación.

Los orígenes se remontan al siglo XV y fue declarada BIC en 1982 y es uno de los símbolos de la Huerta de Murcia. Tiene un diámetro de 10 metros y fue construida en 1936 reemplazando a otra más antigua construida en madera y cuyo primer ejemplar conocido a nivel documental data de 1399. El acueducto que acompaña a la noria tiene una longitud de unos 220 metros, variando entre los 7 y 9 metros su altura.

Consulta aquí más noticias de Murcia.