Miguel Mayorga
Miguel Mayorga, profesor de Urbanismo de la UOC/UPC. UOC

Los comercios denuncian que la pérdida de poder adquisitivo de los inquilinos afecta a sus negocios. Un problema, la subida del alquiler, que se extiende a los centros urbanos de las grandes ciudades por un proceso de gentrificación y que se cobra en el comerciante una víctima de segunda ola, según explica Miguel Mayorga, profesor de urbanismo en las universidad UOC y UPC.

¿Por qué se pierde comercio tradicional en las grandes ciudades?
Hay varias causas. Una es la turistificación: los visitantes desplazan a los residentes, surgen más hoteles y alojamientos turísticos y aparecen nuevas actividades comerciales para alimentan a los turistas con servicios diferentes como son los locales de venta de souvenirs o incluso los centros de cannabis. Y otra causa es la elitización, que desplaza a la población residente y la sustituye otras más poder adquisitivo.

¿Qué comercios sufren más?
Los negocios emblemáticos, esos comercios de toda la vida que dan carácter a las ciudades y que son referencia y parte de su memoria colectiva. Suelen ser negocios familiares que ocupan locales grandes y ya no pueden competir con la multitud de locales pequeños y fragmentados que logran ser más rentables, aunque sean tiendas de fundas de móviles. Las administraciones deben tener complicidades para evitar la desaparición del comercio de proximidad en plantas bajas.

Mueren unos... pero se crean otros, ¿no?
Es cierto que la transformación de los usos siempre se dará, porque las actividades de las ciudades cambian rápidamente. Pero debería protegerse la vivienda en alquiler para que los vecinos no se vayan de los barrios centrales. Son ellos los que tienen relación con el comercio de proximidad. Al turista le da igual un café típico de barrio, de mayor calidad y más barato, que otro de una cadena multinacional de peor calidad y más caro.

¿Y esto solo pasa en el centro urbano?
La centralidad es una noción difícil de determinar. Es un concepto que está ligado a la accesibilidad, no tiene por qué se el casco antiguo. Los alquileres de pisos turísticos no solo están en el centro, al visitante le da igual estar a cinco minutos andando de la Plaza de Cataluña... que a 15 minutos en metro.

¿Por qué son necesarios estos negocios de toda la vida?
El comercio tradicional representa la identidad del barrio y es importante protegerla porque la cohesión social depende mucho de ella. Los comercios ofrece espacios a los inquilinos residenciales para encontrarse con otros vecinos y consolidar relaciones sociales. Ahora, en algunas zonas, personas que podrían estar interesadas en vivir en esos barrios, comprueba que han perdido su identidad y no se sienten nada atraídos a vivir allí, rodeados por turistas.