La detención se produjo después de que el hombre, de 71 años de edad, que se encuentra ingresado desde abril de este año en el área de cardiología de un centro hospitalario de la capital grancanaria, denunciara después de que un trabajador social se pusiera en contacto con él porque su pensión había sido domiciliada e ingresada en un nuevo número de cuenta, y la operación ascendía a 1.376 euros, habiendo sido autorizada con su firma ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Posteriormente, los agentes iniciaron una investigación, pudiendo identificar a una mujer, de 47 años de edad, quien tras apropiarse de la documentación personal del mismo consiguió autorizar fraudulentamente la domiciliación de la pensión de la víctima en su propia cuenta bancaria, según informó la Policía Nacional en nota de prensa.

De este modo, tras localizar a la mujer en el barrio de San Gregorio de Telde (Gran Canaria), los agentes la detuvieron como presunta autora de un delito de estafa. La arrestada, sobre la que pesaba una orden de alejamiento del denunciante dictada por un juzgado de Telde, había agredido hace escasos meses al hombre, al que le había propinado varios puñetazos en la cara.

Finalmente, instruido el correspondiente atestado policial, fue remitido a la Autoridad Judicial competente.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.