Los servicios de emergencia han retomado a las ocho de la mañana de este jueves la búsqueda de un joven, de en torno a 20 años de edad, vecino de Portugal y de origen angoleño, que fue arrastrado por la corriente cuando se bañaba en el río Miño en la ciudad de Ourense, a la altura del Puente Romano, a las 17,30 horas del miércoles.

Según han informado fuentes de Protección Civil de Ourense consultadas por Europa Press, desde las ocho de la mañana están participando en la búsqueda 12 efectivos, pertenecientes a

Protección Civil de la ciudad, a la de Barbadás y al GES de Pereiro de Aguiar. El rastreo se está realizando tanto por el río, con medios acuáticos de Protección Civil, como por tierra.

Durante toda la noche se ha procedido a reducir el caudal del agua del río en la zona en la que desapareció el joven, hasta limitarlo a un nivel ecológico que, aunque es apto para el tránsito de embarcaciones, pueda permitir un mejor rastreo del fondo del río.

Además, están trabajando en la zona las fuerzas de seguridad de la Policía Local y la Nacional.

El servicio de emergencias del 112 Galicia recibió las primeras llamadas de alerta a las 17,30 horas de este miércoles, cuando varios vecinos vieron cómo el joven era arrastrado por la corriente.

Según fuentes de Protección Civil, el joven estaba realizando el Camino de Santiago junto con unos amigos y se metió en el río para refrescarse, pero ya no fue capaz de salir.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.