Los tripulantes de cabina de Ryanair afrontan este jueves su segunda jornada de huelga, que se desarrolla con normalidad y sin incidentes. Tampoco los hubo el miércoles en la primera, durante la que se cancelaron en España 24 vuelos más de los 200 previstos. Hay mayor tranquilidad porque en Italia ya no hay paros, según apuntaron los sindicatos.

Este jueves está prevista la cancelación de otros 200, 74 de los cuales serán en los aeropuertos catalanes. Según fuentes sindicales, la ausencia de servicios mínimos en Italia, Portugal y Bélgica provocó la suspensión no prevista en España de 22 vuelos con destino u origen a Italia, así como la del vuelo, tanto de ida como de vuelta, que conectaba Palma con el aeropuerto belga de Charleroi, lo que ha dejado en tierra a miles de pasajeros.

A última hora del día, los sindicatos subrayaron que se han cumplido el 100% de los servicios mínimos y que, respeto a los obligados a estar de guardia en sus bases aunque no fueran servicios mínimos, el 50% de la plantilla ha secundado la huelga.

"Ha sido una jornada histórica. El día en que los tripulantes de cabina han salido del armario de miedo. Ha sido muy emotivo ver como se les ha quitado el miedo, cumpliéndo con los servicios mínimos y la ley de huelga y dando ejemplo a su antagonista, Ryanair, que incumple la legislación como método de vida", ha subrayado el portavoz de Relaciones Externas de Sitcpla, Antonio Escobar, en declaraciones a Europa Press.

Por su parte, Ernesto Iglesias, responsable de Vuelo de USO Sector Aéreo, valoró "positivamente" la primera jornada de huelga y destacó el "contundente" seguimiento en los cuatro países.

Para este jueves, la compañía irlandesa ha programado 2.100 vuelos en toda Europa, en los que tiene previsto desplazar a un total de 400.000 pasajeros.

Cancelaciones en Bélgica

Los paros han obligado en Bélgica ha obligado en la segunda jornada de paros a cancelar el 80% de los vuelos en el Aeropuerto de Bruselas Nacional y el 60% de ellos en el de Charleroi.

"Como el miércoles, el 60% ha sido cancelado en Charleroi y desde Zaventem (localidad dónde se encuentra el de Bruselas) solo hay un avión que sale por la mañana y otro por la tarde, así que el 8% cancelado", dijo el secretario permanente del sindicato belga CNE, Yves Lambot.

Desde el aeropuerto de Charleroi, principal base de operaciones de Ryanair en Bélgica, estaban programados antes de la huelga 56 vuelos, mientras que desde el de Bruselas Nacional eran 20.