Tabaco
Campaña sobre los peligros del tabaco (AGENCIAS). AGENCIAS
El influyente 'lobby' anti-tabaco irlandés pidió hoy al Gobierno la introducción de una nueva ley que prohíba fumar en los coches particulares donde viajen menores de 16 años.

Según esta asociación, el fumador pasivo sufre 23 veces más en un coche que en un bar
La asociación ASH, cabeza visible de este grupo de presión, explicó hoy durante la presentación de su última campaña, 'Por una sociedad libre de humos', que la prohibición protegería la salud de los más jóvenes y que sería el primer paso para avanzar hacia un veto total.

Según este grupo, que citó estudios científicos recientes, los menores tienen mayores posibilidades de desarrollar asma e infecciones pulmonares que los adultos. En cuanto a los efectos del humo del tabaco sobre el llamado "fumador pasivo", ASH aseguró que en un automóvil es hasta "23 veces más tóxico" que, por ejemplo, una casa o un bar.

La presidenta de ASH, Angie Brown, subrayó que Irlanda debe continuar en la vanguardia de la lucha contra el tabaquismo, después de que en 2004 se convirtiese en el primer país europeo que prohibía fumar en los lugares públicos, incluidos bares y restaurantes.