Carles Campuzano en el Congreso de los Diputados.
Carles Campuzano en el Congreso de los Diputados. CONGRESO DE LOS DIPUTADOS - Archivo

La primera votación en el Congreso de los Diputados del nuevo PDeCAT, tras el triunfo de los afines al expresident Carles Puigdemont, ha escenificado que el partido está partido en dos.

Por un lado los cuatro diputados que eran afines a la exsecretaria general del partido, Marta Pascal, liderados por Carles Campuzano y que defendieron el apoyo a la moción de censura de Pedro Sánchez. Y por otro, los cuatro diputados afines a Carles Puigdemont, liderados por la actual vicepresidenta del PDeCAT, Mírima Nogueras.

Ante el pleno que había de aprobar a Rosa María Mateo al frente de RTVE, los cuatro diputados del "ala moderada" (Carles Campuzano, Jordi Xiclà, Ferran Bel y Fèliu Guillaumes) han votado a favor; mientras que los cuatro diputados del "ala dura" (Míriam Nogueras, Antoni Postius, Sergi Miquel y Lourdes Ciuró) se ausentaron del hemiciclo alegando "que tenían reuniones previstas" en ese momento.

El diálogo político debe dar "resultados"

El portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, ha supeditado este miércoles la posición de su grupo ante las votaciones de Rosa María Mateo como administradora única provisional de RTVE y los objetivos de déficit del Gobierno a que el "diálogo político" con el Ejecutivo de Pedro Sánchez dé "resultados", y ha recordado que "la situación de los presos" por el proceso independentista "condiciona la política catalana y española".

En declaraciones en el Congreso antes de la reunión de la Diputación Permanente -el órgano que sustituye al Pleno en periodos no ordinarios de sesiones-, Campuzano ha asegurado que el Gobierno catalán está manteniendo "conversaciones" con el central sobre el techo de gasto, que se someterá a votación el viernes en el Congreso.

El PDeCAT ya tildó de "insuficiente" la propuesta la semana pasada. "Es cierto que hay un mayor margen de gasto para las comunidades, pero la propuesta no es suficiente", ha insistido Campuzano, recordando, además, que aunque saliera adelante en el Congreso, si el Senado tumba el acuerdo del Gobierno, la ley establece que tendrán que enviar otros objetivos.

Cambiar la ley

En este contexto, el portavoz de la antigua Convergència ha sugerido que "quizá toca impulsar alguna modificación legislativa si el Gobierno quiere que sus objetivos de déficit terminen aprobándose".

"Tendremos conversaciones intensas en las próximas horas y no creo que hasta el viernes tengamos fijada nuestra posición. En cualquier caso, el Gobierno sabe que la estabilidad política depende de que el diálogo político dé resultados; si en esta materia el diálogo da resultados, pasarán unas cosas, y si no da resultados, pasarán otras cosas", ha deslizado.

Preguntado si en este ultimo caso dejarán caer al Gobierno, Campuzano ha insistido en que la semana pasada, durante su comparecencia en el Congreso, ya avisaron a Sánchez de que su respaldo al Ejecutivo depende de esos resultados.

Trabajarán para tener avances

En este sentido, ha dicho estar "convencido" de que en Moncloa son "conscientes" de esta situación, así como de que "todos" van "a trabajar para que el diálogo dé resultados". Así, se ha remitido a las votaciones del techo de gasto y la administradora única para RTVE para comprobar si se producen o no avances.

Respecto a si los resultados se tienen que medir también respecto a la situación de los políticos, el portavoz del PDeCAT ha señalado que "que mientras haya prisiones provisionales injustificadas y acusaciones penales desorbitadas no va a haber normalidad política". "La situación de los presos evidentemente condiciona la vida política catalana y la española y ojalá se acabase", ha apostillado.