Oposiciones a la Policía Nacional: requisitos y tipos de pruebas de acceso
Las oposiciones a Policía Nacional son unas de las más demandadas. EUROPA PRESS/POLICÍA NACIONAL

Las oposiciones a la Policía Nacional son unas de las más demandadas en España. Para 2019 se han convocado 2.900 plazas, pero para poder optar a ellas es necesario cumplir con una serie de requisitos una vez que el plazo de presentación de las solicitudes haya finalizado.

Requisitos de los aspirantes

Tal y como queda reflejado en el BOE, los requisitos necesarios son los siguientes:

  • Tener la nacionalidad española.
  • Tener cumplidos 18 años de edad y no exceder de la edad máxima de jubilación.
  • No haber sido condenado por delito doloso, ni hallarse inhabilitado para el ejercicio de funciones públicas.
  • No hallarse incluido en ninguna de las causas de exclusión física o psíquica que impidan la capacidad funcional necesaria para el desempeño de las tareas propias de la Policía Nacional.
  • Compromiso de portar armas y, en su caso, llegar a utilizarlas, que se prestará a través de declaración del solicitante.
  • Tener una estatura mínima de 1,65 metros los hombres y 1,60 las mujeres.
  • Estar en posesión del permiso de conducción de la clase B.
  • Estar en posesión del título de Bachiller o equivalente.

Examen de escala básica

El examen de la Escala Básica consta de tres pruebas de carácter eliminatorio:

Aptitud física:

  • Primer ejercicio (hombres y mujeres): el opositor tendrá que realizar un recorrido de agilidad en el menor tiempo posible. Si el candidato derriba alguno de los banderines o vallas o se equivoca en el recorrido será considerado nulo. Se permiten dos intentos solo si el primero de ellos ha sido nulo.
  • Segundo ejercicio (hombres): el ejercicio consiste en la realización de flexiones desde la posición de suspensión con las palmas al frente. La barbilla tiene que rebasar completamente la barra. El opositor solo dispondrá de un intento.
  • Segundo ejercicio (mujeres): la opositora tiene que aguantar el mayor tiempo posible suspendida de una barra, con las palmas hacia atrás, brazos flexionados, piernas completamente extendidas y la barbilla por encima de la barra. En el momento en que se tenga contacto con la barra el ejercicio se dará por finalizado. Solo se dispondrá de un intento.
  • Tercer ejercicio (hombres y mujeres): carrera de 1.000 metros sobre una superficie lisa y plana. El opositor solo dispondrá de un intento.

La calificación de cada uno de los ejercicios será de cero a diez y para obtener la nota final se realizará la media aritmética entre las tres pruebas siendo necesario un cinco para aprobar.

Conocimientos y ortografía:

  • Primer ejercicio: el opositor dispondrá de 50 minutos para contestar a un examen tipo test de 100 preguntas sobre el temario previamente establecido. Cada uno de los enunciados contará con tres alternativas en la que solo una respuesta será la correcta. Los errores penalizan conforme a la fórmula siguiente: A – (E/ (n-1)), siendo «A» el número de aciertos, «E» el de errores y «n» número de alternativas de respuesta.
  • Segundo ejercicio: contestación de un cuestionario para evaluar la capacidad ortográfica del opositor. La corrección es igual que en la prueba de conocimientos.

Tercera prueba:

  • Reconocimiento médico: se aplicarán las técnicas medicas de uso convencional que se estimen oportunas, incluida la analítica de sangre y de orina. La calificación será de apto o no apto.
  • Entrevista personal: el opositor tendrá que realizar un test de personalidad y aportar el currículum vitae. Se valorarán factores como socialización, comunicación, personalidad, rasgos clínicos y cualidades profesionales. La calificación será de apto o no apto.
  • Test psicotécnicos: consistirá en la realización de uno o varios test para determinar las aptitudes del aspirante. La corrección que se aplica es igual a la de la prueba de conocimientos y de ortografía, pero se declararán aptos a un número de opositores igual al de plazas convocadas, es decir, en orden descendente de notas.

Además de la realización de estas pruebas, los opositores podrán realizar voluntariamente, un ejercicio de conocimientos de inglés o francés que podrá mejorar hasta un punto la nota final.