Razones para no hacerte un tatuaje en verano y cuidados básicos si lo haces.
El verano no es la mejor época del año para hacerte un tatuaje. Pixabay

Lucir uno o varios tatuajes es ya una tendencia plenamente instaurada en la sociedad actual. Cada vez son más los adolescentes, jóvenes y también adultos que se impregnan de tinta la piel para cumplir un propósito concreto: mantener vivo el recuerdo de un ser querido, recordar una fecha señalada...

El verano, fruto de las altas temperaturas, es sinónimo de poca ropa. Pero, a pesar de que estas semanas puedan parecer una estación ideal para lucir nuevos tatuajes, la realidad es radicalmente opuesta. De hecho, existen también diferentes razones para no hacerte uno en verano. En cualquier caso, si finalmente decides hacerlo, ten en cuenta también los siguientes cuidados básicos.

Razones para no hacerte un tatuaje en verano:

  • La exposición al sol podría dañar tu piel en contacto con la tinta del tatuaje.
  • El paso del tiempo y la llegada del invierno puede hacer que te arrepientas.
  • La tinta puede transmitir infecciones o producir reacciones inflamatorias en la piel.
  • Podría suponerte problemas en tu trabajo.

Claro que, a pesar que el verano no sea la mejor época para hacerte un tatuaje, cada uno es libre de hacer lo que desee con su cuerpo. Por eso, si decides hacerte uno, ten en cuenta estos consejos:

  • Evita sumergirte en el agua del mar o la piscina hasta que esté curado completamente.
  • No expongas el tatuaje directamente al sol.
  • Intenta que no sude la zona donde del cuerpo donde te lo hagas y mantén siempre esta parte en perfectas condiciones de higiene.
  • Cubre el tatuaje las 24 horas posteriores a su realización.
  • Aplica crema hidratante para cuidar tu piel y favorecer una rápida y segura cicatrización.
  • Visita a un especialista ante cualquier duda, molestia o dolor que puedas sentir.