La Policía Nacional ha informado en un comunicado de que al detenido se le imputa un delito contra la seguridad del tráfico, después de que lograse ser interceptado tras una persecución policial por saltarse un total de nueve semáforos y circular en dirección prohibida por la calle Paseo de Ourense.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del lunes, cuando una patrulla de uniforme perteneciente a Grupo se Seguridad Ciudadana observó como un vehículo circulaba a gran velocidad y se saltaba un semáforo en rojo en el barrio de Mariñamansa.

Los agentes intentaron detener el coche con señales luminosas y acústicas del vehículo policial, pero el conductor hizo caso omiso, por lo que se inició una persecución a lo largo de la calle Progreso. Finalmente, tras saltarse semáforos y circular por dirección prohibida, fue interceptado en la calle Paseo por una dotación policial.

Los policías comisionaron a una dotación de Policía Local para realizar la prueba de alcoholemia y drogas, en las cuales dio positivo en ambas en la primera, pero se negó a realizar el segundo contraste.

Así, se procedió a su detención y posterior traslado a comisaría para continuar con las diligencias. Al detenido, un hombre de 39 años de edad y natural de Orense, no le constan detenciones anteriores y pasará a disposición judicial en la jornada de este martes.

Consulta aquí más noticias de Ourense.