El presidente de Estados Unidos, Donald Trump
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. CHRIS RADCLIFFE / POOL

El presidente norteamericano, Donald Trump, ha asegurado este lunes que se encuentra "muy contento" con el transcurso de las negociaciones con Corea del Norte, desmintiendo las informaciones de los últimos días, que afirmaban que se sentía molesto con que, a día de hoy, no se haya llegado a ningún acuerdo.

"Ningún cohete ha sido lanzado desde Corea del Norte en nueve meses. Por lo tanto, nada de ensayos nucleares. Japón está contento, Asía está contenta. Pero los medios de noticias falsas, sin siquiera preguntarme (siempre con fuentes anónimas), dicen que estoy enfadado porque no avanza más rápido. Erróneo, estoy muy feliz", afirmó Trump en Twitter.

La reacción del presidente llega después de que este pasado fin de semana diversos medios, entre ellos el diario The Washington Post, aseguraran que Trump ha expresado en varias ocasiones su frustración porque aún no se haya concretado ninguno de los acuerdos que alcanzó con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en Singapur.

Restos de los caídos en la Guerra de Corea

El diario washingtoniano citaba especialmente la entrega de los restos de soldados estadounidenses caídos en la Guerra de Corea, acordada por ambos mandatarios y que incluso llevó al inquilino de la Casa Blanca a afirmar, pocos días después de la cumbre del 12 de junio, que Pionyang ya había comenzado a expatriar los restos. Este hecho tuvo que ser desmentido por el Pentágono.

De hecho, no fue hasta el pasado 15 de julio, más de un mes después de la cumbre, que sendas delegaciones de ambos países se reunieron en la localidad norcoreana de Panmunjom, en la frontera entre las dos Coreas, para ultimar los detalles de la operación.

Según ha declarado el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, Corea del Norte se ha comprometido a entregar los restos de 55 caídos, muy lejos de los 200 que presuntamente custodia Pionyang, y su llegada a suelo estadounidense podría producirse a lo largo de las próximas dos semanas.

El Departamento de Estado informó además de que ambas delegaciones acordaron reanudar las tareas de búsqueda para hallar los restos de cerca de 5.300 soldados estadounidenses que perecieron en la Guerra de Corea y que, presuntamente, permanecen en territorio norcoreano.