El mural de Elías Taño
El mural de Elías Taño CS

El mural "en solidaridad" con los jóvenes de Alsasua (Navarra) condenados por la agresión a dos guardias civiles y a sus parejas realizado por el artista Elías Taño ha sido objeto de pintadas por un hombre con el rostro oculto por un casco de moto. El suceso se ha producido horas después de que el autor rehiciera esta obra que previamente fue borrada por una de las concesionarias de limpieza sin consulta previa.

El pasado mes de junio el Ayuntamiento de València ofreció un espacio en blanco al artista Elías Taño para que pintara un nuevo mural en la ciudad, después de que una de las concesionarias de limpieza borrara el que realizó en el barrio del Carmen sin consulta previa. La pintura critica la condena del 'caso Alsasua', de entre dos y 13 años de cárcel a los ocho acusados por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en la localidad navarra.

Según informó en aquel momento la Concejalía de Gestión de Residuos Urbanos, la empresa iba a recibir una sanción de unos 300 euros por tomar la decisión de borrar el mural "de forma unilateral". La multa se acordó por no consultar el borrado con el Ayuntamiento y "con absoluta independencia del contenido" de la obra.

Este domingo el artista rehizo su obra -esta vez en un muro situado en Gran Vía con el Río Túria-, donde se había convocado además un "encuentro solidario con los jóvenes de Alsaua".

Elías Taño ha asegurado, en declaraciones a Europa Press, que no le ha sorprendido que una persona que oculta su identidad haya decidido dañar su obra porque durante la realización de la misma el grupo que participaba en la jornada fue "increpado y grabado". Ha considerado que lo que buscan las personas que llevan a cabo este tipo de actos vandálicos es "acobardarles" y ha incidido en que su trabajo no deja de ser una pintura, "que es nuestra forma de hacer política".

"NO PROMUEVE EL TERRORISMO"

Ha defendido que su mural representa un "acto de solidaridad con los jóvenes injusta y desproporcionadamente" condenados y ha subrayado que "no promueve el terrorismo", sino que lo que se pretende es "reivindicar a través del arte mensajes de denuncia social y política".

"También es una denuncia al sistema judicial porque lo que es injusto es que cinco jóvenes estén en prisión mientras cinco violadores están en libertad", ha dicho en referencia a 'La Manada', para añadir: "Es una crítica a cómo trata el sistema judicial según las motivaciones ideológicas".

Taño, que ha apuntado que este mural "no es un encargo de nadie" ni le han pasado, sino que es una obra "independiente", ha comentado que seguirá pintando "aunque le moleste a la derecha" porque para él "el diálogo entre las personas se puede establecer a través de los espacios públicos para poder generar discusión y debate".

Preguntado por si tiene previsto volver a realizar esta obra, ha dicho que no sabe "ni cómo ni cuándo" pero "volverá a haber una muestra de solidaridad con los jóvenes de Alsasua" en la ciudad.

Por su parte, Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de València ha distribuido un comunicado -remitido antes de conocerse las pintadas sobre el mural- en el que exige al alcalde, Joan Ribó, y al PSPV "la eliminación inmediata del mural de Elías Taño, pintado en la pared de Jesuitas, que ensalza a los condenados por agredir a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua".

CS: MOCIÓN DE URGENCIA PARA EXIGIR ELIMINACIÓN

El portavoz de Ciudadanos en el consistorio, Fernando Giner, ha comunicado que su grupo presentará una "moción de urgencia al pleno, que se celebrará el próximo jueves, para solicitar que se eliminen las partes del mural que ensalzan a los condenados por agresión".

"Es intolerable que el Ayuntamiento de València respalde alegatos sobre actos violentos. Recordemos que de este caso existe además una sentencia judicial firme. Es un auténtico despropósito que Joan Ribó facilite un muro público para la pintura de un mural en defensa de agresores", ha criticado el portavoz de Cs.

Sobre este asunto, la concejal María Dolores Jiménez, ha agregado: "La agresión a personas, en este caso guardias civiles, no debe ser respaldada nunca en una sociedad democrática, sino todo lo contrario. Es muy grave, que agresiones a mujeres, demostradas en un juicio, sean cuestionadas públicamente. En lugar de defender a las víctimas y condenar estas agresiones violentas".

Fernando Giner ha explicado que la iniciativa que Cs llevará al pleno exigirá la condena de actitudes violentas, que se ofrezca el respaldo de los valencianos a las víctimas, que se respeten las decisiones judiciales por parte de las instituciones públicas y se retire el mural que se ensalza a los autores de una agresión brutal, "este tipo de acciones, incitan a la violencia y al odio y los valencianos no somos así".

"Si Ribó respalda este tipo de actos, que le pinten un cuadro y se lo cuelgue en su casa, pero los valencianos no tenemos por qué permitir que en las calles de Valencia se pinten impunemente murales que atacan a las víctimas y defienden a los agresores", ha rematado el portavoz de Cs.

Por otra parte, el presidente de la Federación Coordinadora d'Entitats Culturals del Regne de Valencia, Juan García Sentandreu, ha presentado un escrito ante la alcaldía de la ciudad de Valencia en la que advierte al alcalde de que si en el plazo de 24 horas no procede a borrar el mural -que califica de "proetarra"- procederá a la interposición de una querella por exaltación y apología del delito, concretamente del delito de lesiones, amenazas y atentado contra la autoridad.

Consulta aquí más noticias de Valencia.