Sota en rueda de prensa
Sota en rueda de prensa GOBIERNO - Archivo

"Nunca me planteó ninguna irregularidad", ha aseverado a los periodistas el máximo responsable de la Consejería durante la toma de posesión de la sustituta en el cargo, María Sánchez Ruiz, acto en el que ha manifestado que "no existen" las irregularidades alegadas por la ya exdirectiva y que estarían relacionadas con el convenio del Racing.

Tras ser destituida, por acuerdo del último Consejo de Gobierno, García Ortiz remitió un comunicado a los medios en el que renunció a presidir la Oficina de Proyectos Europeos -el pasado mes de mayo- "al tener conocimiento de hechos que a mi juicio podían ser constitutivos de irregularidades", y que habría comunicado a Sota y, también, al secretario general del PSOE y delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, según apuntó.

Un extremo que ha negado el consejero socialista, que ha indicado al respecto que "días antes" de dicha renuncia se reunió con García Ortiz, sin que le hiciera constar irregularidad alguna. Entonces, el Ejecutivo PRC-PSOE achacó la marcha a "motivos personales", al estar "agobiada" por un "exceso de trabajo".

Sin embargo, tras conocerse su destitución de la Dirección General, García Ortiz denunció las citadas irregularidades. "¿Dónde están?", se ha preguntado Sota. "Yo les digo que no existen", ha respondido, después de considerar que si se detectan estos supuestos "lo lógico" es contrastarlo y dejar constancia, y no esperar al cese para denunciarlo. "No entiendo que estas cuestiones se hagan públicas ahora", ha comentado.

Al hilo de lo anterior, ha señalado que si la exdirectiva tiene "algo que decir", este no es el "camino" a seguir sino que, como ha aludido y como ya manifestó el pasado viernes, debe acudir a los tribunales.

NINGÚN ACUERDO

Y es que a juicio del titular de Economía, "lanzar acusaciones" de este tipo "no llevan a ningún sitio", más cuando hasta la fecha en la OPE no se adoptado "ningún" acuerdo sobre el Racing y, por tanto, todo lo que se está diciendo -por parte de algunos partidos también- son "elucubraciones".

También ha recordado que, de cara a su posible adopción, existe un mandato para que la operación incluya una condición suspensiva, una "salvaguarda" que implica que el acuerdo ha de ser supervisado por la Intervención General de la Comunidad Autónoma para que, en caso de que no se cumplan los requisitos establecidos y detecte algún problema o irregularidad, quede suspendido.

Así, la "última palabra" la tienen los interventores, que son los que determinarán si se puede suscribir o no el acuerdo sobre el Racing de Santander.

Además, la OPE está incluida en el plan anual de auditorías, por lo que se va a someter esta sociedad a un control, que se "hace todos los años" y "no hay nada que ocultar".

"Si ha habido alguna cosa, se sabrá", ha afirmado Sota, que ha insistido que, hasta ahora, él no ha "detectado nada" ni le han hecho constar irregularidades, ni tampoco se ha adoptado ningún acuerdo sobre la cesión de la marca Racing, por lo que, ha dicho, "para mí es un tema zanjado".

LEALTAD

Finalmente, Sota, que ha remarcado que él no pide a ningún alto cargo que le tenga "lealtad personal", pero sí "que cumpla con lealtad sus obligaciones" y "haga cumplir las normas", ha negado que no comunicara el cese a García Ortiz, que aseguró haberse enterado por la prensa.

"No es el proceder mío", ha defendido, para apuntar que "otra cosa es" que la entonces directora de Economía no "coja el teléfono" pese a las "reiteradas llamadas" y más cuando tenía que "sospechar" cuál era el sentido de la misma, ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.