Vic
Un coche embiste cruces amarillas en Vic. EFE

La Policía Local de Vic (Barcelona) ha identificado al conductor que presuntamente embistió las cruces amarillas plantadas en la plaza Mayor del municipio para reivindicar la libertad de los presos soberanistas y en el extranjero, y ha sido llamado a declarar.

Así lo ha explicado la alcaldesa de Vic, Anna Erra, en un apunte en Twitter recogido por Europa Press, en el que agradece el trabajo de la policía y de los vecinos que "han facilitado información y dado muestras de apoyo".

Erra ha calificado el suceso como un "incidente deplorable contra la seguridad de las personas y la libertad de expresión".

El conductor actuó contra las cruces que activistas independentistas plantaron el sábado en la plaza, como se ha hecho en otros municipios, playas y espacios públicos.

El coche entró el domingo en la plaza, donde había decenas de personas, y empezó a derrumbar las cruces hasta que abandonó la plaza.

Vic denunciará por delito de odio al conductor que arrolló cruces amarillas

El Ayuntamiento de Vic denunciará por un delito de incitación al odio al conductor que este domingo arrolló varias hileras de cruces amarillas, un vecino de la población que al parecer sufre algún trastorno mental y al que la Policía Local ha citado a declarar hoy, asistido de abogado.

Según han informado fuentes municipales, la policía municipal ha abierto diligencias contra el conductor por los delitos de conducción temeraria y de daños, aunque el ayuntamiento ha anunciado ya que cuando la causa llegue al juzgado lo denunciará también por incitación al odio y la discriminación.

El hombre arrolló con su coche varias hileras de cruces amarillas que se habían plantado en la plaza Major de Vic el sábado por la tarde, en el marco de un acto de apoyo a los políticos independentistas.

Gracias a la colaboración ciudadana y a las imágenes del coche embistiendo la cruces, que se convirtieron en virales, los agentes han podido identificar al propietario del vehículo y presunto autor de los hechos, un vecino de Vic de 52 años que, al parecer, sufre algún tipo de trastorno mental.

A través de su cuenta de Twitter, la alcaldesa, Anna Erra, ha dado las gracias a los vecinos que han facilitado información para identificar al conductor y ha anunciado que el ayuntamiento seguirá reclamando su "coaccionada libertad de expresión"

De acuerdo con las primeras investigaciones, el conductor actuó solo, de forma espontánea, sin que su ataque a las cruces plantadas forme parte de ningún plan organizado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.