Picadura de carabela portuguesa
Picadura de carabela portuguesa. FACEBOOK (MERI GARCÍA FENOLL)

Una bañista se vio afectada este domingo por la picadura de una carabela portuguesa  en la playa del Faro, en la localidad alicantina de Santa Pola. 

Lejos de lo que se suele decir, la carabela portuguesa no es una medusa. Se trata de un conglomerado de organismos que se asocian como una colonia. Juntos forman un hidrozoo de plancton gelatinoso, pero de forma independiente no podrían sobrevivir.

No es habitual que hagan acto de presencia en los meses de verano, puesto que por su ciclo vital son más comunes a principios de año, de ahí que ahora generen alarma.

Tiene como parte positiva que se puede ver desde el exterior. En este caso, la afectada fue picada a los pocos minutos de acceder al agua, y tuvo que ser atendida por los servicios médicos tras sufrir una reacción en la piel.

Ladministraron varios antiinflamatorios y antihistamínicos, según consta en el parte médico, que ha recibido 20minutos. Cruz Roja, que realiza las tareas de salvamento, confirma que se trata de un caso aislado, puesto que no se han avistado ejemplares. Eso sí, en la zona en la que se produzco este caso no hay servicio de socorrismo.

Segundo caso

También a través de las redes sociales se ha denunciado otro caso de este tipo de picadura. Un usuario ha compartido la foto de una familiar afectada, en la playa de Varadero, que fue atendida por Cruz Roja en el mismo momento.

El Ayuntamiento de Santa Pola ya se encuentra indagando sobre toda la información posible para poder atender este tipo de casos, en el supuesto de que se trate de una constante.

Consulta aquí más noticias de Alicante.