Teresa Rodríguez
La coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, durante su comparecencia en Sevilla para valorar los resultados de las primarias de su partido para la candidatura a la Presidencia de la Junta, que ganó con el 75% de los votos. RAÚL CARO / EFE

Un total de 33 personas, entre ellas los concejales de Podemos Andalucía en los ayuntamientos de Mijas y Fuengirola (Málaga) Francisco Martínez Ávila y Pedro Pérez Blanes, respectivamente, han impugnado las primarias de la formación en las que venció Teresa Rodríguez y han denunciado un "censo a la carta".

Los firmantes de la denuncia presentada este fin de semana ante la Comisión de Garantías de Andalucía son integrantes de la "Tercera Vía" que llamó a la abstención en ese proceso electoral por considerarlo contrario a lo votado al no incluir la palabra "Podemos", e insuficiente "por suscribirse solo con IU".

En un comunicado, explican que la denuncia se acompaña de siete "pruebas" y tres argumentos fundamentales: censo, participación y partidismo.

Sostienen que, aunque el censo estaba cerrado el 1 de julio según los organizadores, "en realidad se pudo votar con una nueva inscripción censal" hasta el mismo día 16, día de cierre de urnas, y que para ello "llamaron verificación, con envío de DNI, lo que en realidad era la construcción de un nuevo censo, distinto del anterior".

Según los firmantes de la denuncia, ese nuevo censo incumple el reglamento para los procesos internos de Podemos en el punto que establece que "solo podrán votar aquellas personas inscritas (antes de 10 días) del cierre del censo", y pese a haberse cerrado el día 16, fue el utilizado para la proclamación de resultados.

Respecto a la participación, señalan que el reglamento recoge que todo proceso de votación interno de Podemos será inválido si el nivel de participación es inferior al 20% de los inscritos activos, definidos como aquellos que han accedido al menos una vez en el último año a consultas telemáticas.

Falta de neutralidad

La denuncia incluye también "pruebas de la participación en el apoyo de la candidata Rodríguez" y su lista de los medios materiales y humanos con los que cuenta Podemos Andalucía, que "debían haber sido neutrales conforme a las normas del partido", entre las que destacan la del secretario de Organización de Andalucía.

A este respecto, inciden en que Podemos Andalucía cuenta con unos recursos económicos del orden de 20 millones de euros al año y en torno a 200 personas empleadas y "todos están en última instancia bajo la dirección directa del secretario de Organización".

Además, en la documentación incluyen "pruebas de la marginación" de una de las candidatas a la presidencia de la Junta de Andalucía, la granadina Leticia García, que figuraba como aspirante independiente y "ni siquiera fue incluida en el único debate oficial" organizado por Podemos Andalucía.

Dadas las características del sistema de inscripción de denuncias en la Comisión de Garantías, que solo permite esgrimir un motivo, ha debido dividirse en distintas denuncias parciales.

Los ediles Francisco Martínez Ávila y Pedro Pérez son los autores de denuncias anteriores contra la vulneración de los estatutos, reglamentos y procedimientos con motivo de la II Asamblea de Podemos Andalucía, celebrada en 2016.

Estas denuncias terminaron en una demanda civil por vulneración de derechos fundamentales cuyo juicio se celebrará el próximo septiembre en Málaga.

Consulta aquí más noticias de Málaga.