Incendio forestal en Casares (Málaga)
Incendio forestal en Casares (Málaga) INFOCA

Según han informado desde el Plan Infoca, aún trabajan en la zona para dar por controlado el fuego 45 bomberos forestales, un técnico de operaciones, dos agentes medioambientales, un técnico de extinción, el director y subdirector del Centro Operativo Provincial, una Unidad Médica de Incendios Forestales, una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones, dos autobombas y un helicóptero de transporte y extinción.

El incendio se originó sobre las 16.17 horas de este pasado sábado y el teléfono único de emergencias ha recibido más de 150 avisos alertando del fuego en las proximidades de la carretera MA-8300 a la altura del kilómetro 7,500.

La Delegación del Gobierno andaluz en Málaga activó a las 19.26 horas del sábado el nivel 1 del Plan de Emergencias por Incendios Forestales en su fase provincial, siendo desactivado a las 00.57 horas de este domingo.

El nivel 1, activo durante más de cinco horas, se refiere a aquellos incendios que, pudiendo ser controlados con los medios de extinción previstos en el Plan, se prevé por su posible evolución la necesidad de la puesta en práctica de medidas para la protección de las personas y de los bienes, según ha informado el servicio de Emergencias 112 Andalucía.

Además, el fuego provocó que un total de 50 personas fueran evacuadas de una quincena de viviendas en Casares a causa del incendio forestal. Era durante la mañana de este domingo cuando la dirección operativa del plan autorizaba que las 50 personas que habían tenido que ser desalojadas regresaran a sus viviendas en la zona de La Acedia.

Asimismo, la carretera MA-8300, que ha permanecido cortada en varios puntos desde el inicio del fuego por el humo y para facilitar las tareas de extinción de los operativos, también se abrió al tráfico durante la mañana.

El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha explicado a Europa Press que se están llevando a cabo tareas para asegurar todo el perímetro y que así se pueda dar por controlado y extinguido definitivamente.

"Ya han vuelto todas las personas desalojadas a sus casas y se han abierto las vías que estaban cerradas", ha confirmado el delegado, afirmando que "ya hay normalidad en la zona".

En este sentido, el delegado del Gobierno andaluz ha resaltado que la zona en la que se ha producido el fuego es "conflictiva" porque había "varios focos peligrosos y conflictivos". Por un lado, "estaba una zona habitada, que son las viviendas que se desalojaron por prevención", aunque ha asegurado que "no han sido afectadas".

Por otro lado, había una planta de reciclaje, por lo que "que llegara el fuego allí era peligroso porque hay plástico y material inflamable, por tanto, también se protegió". Además, hay una central eléctrica, "lo que añadió más dificultad para intervenir, sobre todo, a los medios aéreos". Y, por último, la zona de la sierra, que tiene un "valor ecológico alto, también se intentaba proteger".

PLANTA DE RESIDUOS URBANOS

Por su parte, desde la Mancomunidad de Municipios Costa del Sol Occidental han informado que la Planta de Tratamiento de RSU de Casares ha resistido "sin apenas sufrir daños". "El fuego llegó a rodear el complejo, pero los medios contra incendios que tiene la propia instalación, así como sus protocolos de actuación para este tipo de casos, hicieron que la planta se mantuviese como una especie de isla rodeada de fuego, pero sin que apenas se viese afectada", han detallado.

Concretamente, ha ardido algo más de un centenar de balas de cartón prensado, cuyo incendio fue sofocado rápidamente empleando arena y agua, y una pequeña parte de la jardinería ornamental, ha detallado la presidenta de la Mancomunidad, Margarita del Cid.

"Al declararse el fuego en la zona se activó el protocolo de seguridad previsto para estos casos. Cuatro personas evaluaron la situación y los riesgos, y al poco tiempo ya había un contingente de 20 personas interviniendo para que el fuego no invadiese nuestras instalaciones", ha detallado Del Cid.

Así, ha asegurado que el complejo ha podido continuar con su trabajo normal desde la primera hora de este domingo, después de que "el fuego en la zona quedase controlado en la noche del sábado", aunque ha reconocido que "se mantuvo un retén de cuatro personas dentro de la planta que velaron durante toda la noche por la seguridad del recinto".

En cuanto al origen del fuego, el delegado del Gobierno andaluz en Málaga ha explicado que aún no se conoce, apuntando que será la brigada especialista en la investigación de incendios forestales la que estudiará el punto de origen para determinar las causas así como las mediciones definitivas para ver la superficie que ha resultado afectada.

Respecto a las zonas afectadas, aunque todavía tiene que determinarse definitivamente, Ruiz Espejo ha adelantado que "en principio, lo que se ve es que es todo matorral y especies autóctonas que son de fácil autoregeneración porque están adaptadas al medio y a este tipo de incendio. Dentro de esto habrá que ver y estudiar específicamente si hay alguna otra cuestión ambiental o desde el punto de vista de las causas", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.