Colegio público rural Atalaya sedes joya y la higuera anejos CPR Antequera
Colegio público rural Atalaya sedes joya y la higuera anejos CPR Antequera CPR ATALAYA

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) Torcal Sur, del colegio rural Atalaya del municipio de Antequera, que cuenta con 16 niños en sus dos sedes de La Higuera y La Joya, anejos de la localidad malagueña, contarán con dos profesores menos el próximo curso escolar, por lo que este lunes mantendrán una reunión con responsables de la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía en la que solicitarán que no se les reduzca el número de maestros.

Diana Ramírez, presidenta de la AMPA, admite que acuden "esperanzados" a la reunión, después de la petición aceptada para esta reunión y la disposición del Gobierno andaluz. En ella, quieren hacer ver la importancia de no reducir el número de profesores, dado que los 16 niños -dos con necesidades especiales- pertenecen a distintos niveles educativos y que en el total de 12 docentes se incluyen la dirección y jefatura de estudios del centro educativo.

Los docentes, ha explicado, están "obligados" a tener 18 horas lectivas, sin embargo, "echan de 20 horas para arriba". Además, Ramírez ha agregado que se debe tener en cuenta las tres horas de itinerancia, es decir, para ir a una sede u otra, algo habitual para los profesores de Educación Física, inglés, religión o música.

Cuando concluyó este curso escolar 2017/2018, contaban con 14 profesores y se les comunicó que contarían a partir de septiembre con tres menos pero, finalmente, les han "devuelto uno y nos quitarán dos", ha indicado en declaraciones a Europa Press. Sin embargo, estos padres y madres no están conformes dado que los horarios de estos docentes "no cuadran de ninguna manera", teniendo en cuenta la diversidad de edades y que tienen que desplazarse entre las dos sedes del CPR Atalaya.

"Los colegios rurales tienen problemáticas por su situación, por los pocos niños, la diversidad de edades -por ejemplo en estos momentos no hay niños de cuatro años- y el número de profesores de los que se dispone", ha manifestado, al tiempo que ha agradecido el trabajo realizado por el director del centro.

En su caso, ha explicado que después de una fórmula que se aplica, tienen 16,2 niños: "Cumplimos la normativa tanto para que nos quiten como para que nos pongan profesores. Nos dicen que si tuviéramos 17 no nos habrían quitado".

Hace tres años, los padres y madres de este centro educativo rural ya protagonizaron protestas. El curso pasado se les redujo un profesor y para el próximo le anunciaron tres menos, aunque posteriormente les han devuelto uno y confían en que, tras la reunión, se les devuelvan los docentes necesarios, según Ramírez, para "una atención y educación de calidad". "Estamos bastante preocupados", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.